MODERNISMO

          


 
Julián del Casal, nació en La Habana el 7 de noviembre de 1863 y murió en La Habana el 21 de octubre de 1893.
Cursó estudios en el Real Colegio de Belén, donde ingresó en 1870. Fundó con varios compañeros el periódico clandestino y manuscrito El Estudio, en el que publicó sus primeros versos.
Se graduó de bachiller en 1880. Comenzó la carrera de Derecho, pero no llegó a concluirla. En El Ensayo, apareció la primera colaboración conocida de Casal en un órgano de prensa.
Conoció a Ramón Meza y se puso en contacto con los principales autores extranjeros del momento. Trabajó como escribiente de la Intendencia General de Hacienda. En 1888 se trasladó a España. Poco después regresó a La Habana en precaria situación económica. Comenzó a trabajar en La Discusión, como corrector de pruebas y periodista.
Por esos días estrechó relaciones con la familia Borrero. Fue redactor del semanario La Familia Cristiana (1891-1892). Colaboró en La Habana Elegante, donde publicó una serie de artículos titulada "La Sociedad de La Habana"; además trabajos suyos aparecieron en El Fígaro, La Habana Literaria, El Hogar, El País, La Caricatura, Diario de la Familia, Ecos de las Damas, La Lucha, El Pueblo, El triunfo y La Unión Constitucional.
Junto con Gutiérrez Nájera y José Asunción Silva fue uno de los iniciadores del Modernismo. Tradujo poemas en prosa de Baudelaire.
Utilizó los seudónimos El Conde de Camors, Hernani y Alceste.

 

INICIO


La entrada de Casal en nuestra vida fue algo así como la entrada de un ancho rayo de luna en una estancia desierta que estuviese, en sus cuatro paredes, revestida de espejos.

Dulce María Borrero


Casal será un testigo de los estertores de la Colonia, de la impotencia de los cubanos; pero sobre todo, por primera vez en nuestra poesía, y desde ella, verá la partición maniquea del ser, las facciones del bien y del mal luchando por una presa que en definitiva es la nada; y se aferrará al Arte como tabla de salvación efímera en el naufragio de todo.

Cintio Vitier


...el primer espíritu artístico de Cuba...

Rubén Darío


Aquel hombre tan bello, que al pie de los versos tristes y joyantes parecía invención romántica más que realidad no es ya el hombre de un vivo. Aquel hombre fino espíritu, aquel cariño medroso y tierno, aquella ideal peregrinación, aquel melancólico amor a la hermosura ausente de su tierra nativa, porque las letras sólo pueden ser enlutadas o hetairas en país sin libertad, ya no son hoy más que un puñado de versos, impresos en papel infeliz, como dicen que fue la vida del poeta. (..) Quedan sus versos. La América lo quiere, por fino y por sincero. Las mujeres lo lloran.

 José Martí

INICIO


Las horas


¡Qué tristes son las horas! Cual rebaño
de ovejas que caminan por el cieno,
entre el fragor horrísono del trueno
y bajo un cielo de color de estaño,

cruzan sombrías, en tropel huraño,
de la insondable Eternidad al seno,
sin que me traigan ningún bien terreno
ni siquiera el temor de un mal extraño.

Yo la siento pasar sin dejar huellas,
cual pasan por el cielo las estrellas,
y, aunque siempre la última acobarda,

de no verla llegar ya desconfío,
y más me tarda cuanto más la ansío
y más la ansío cuanto más me tarda.

 

Profanación

En tenebrosa cripta, donde solloza el viento
como león herido en selvas africanas,
rodeado por los cuerpos de hermosas cortesanas
que sangran en las losas del frío pavimento,

vese un monarca anciano, de paso tremulento,
luchar porque revivan sus vírgenes livianas,
mas, al sentir que mueren sus ilusiones vanas,
demanda a los cadáveres el goce de un momento;

tal como el alma mía que, si en nefasta hora,
siente de humana dicha la sed abrasadora,
tiene de lo pasado que trasponer las puertas,

alzar de sus ensueños el mármol funerario
y, en medio de las sombras que pueblan el osario,
asirse a los despojos de sus venturas muertas.

 

El arte

Cuando la vida, como fardo inmenso,
Pesa sobre el espíritu cansado
Y ante el último Dios flota quemado
El postrer grano de fragante incienso;

Cuando probamos, con afán intenso,
De todo amargo fruto envenenado
Y el hastío, con rostro enmascarado,
Nos sale al paso en el camino extenso;

El alma grande, solitaria y pura
Que la mezquina realidad desdeña,
Halla en el Arte dichas ignoradas,

Como el alción, en fría noche obscura,
Asilo busca en la musgosa peña
Que inunda el mar azul de olas plateadas.

 

Tristíssima Nox

Noche de soledad. Rumor confuso
hacer el viento surgir de la arboleda,
donde su red de transparente seda
grisácea araña entre las hojas puso.

Del horizonte hasta el confín difuso
la onda marina sollozando rueda
y, con su forma insólita, remeda
tritón cansado ante el cerebro iluso.

Mientras del sueño baja el firme amparo
todo yace dormido en la penumbra,
sólo mi pensamiento vela en calma,

como la llama de escondido faro
que con sus rayos fúlgidos alumbra
el vacío profundo de mi alma.

INICIO

Bibliografía Activa

Hojas al Viento, 1890.

Nieve,1892.

Bustos y Rimas,1893.

Poesías Completas, Cuaderno de Cultura, 7ma serie, Dirección de Cultura, La
    Habana, 1945.

Prosas, 3 tomos, Edición del Centenario, Consejo Nacional de Cultura, La
    Habana, 1964.

Prosa, 2 tomos, Editorial Letras Cubanas, La Habana, 1979.


Bibliografía Pasiva (selección)

Acosta, Agustín: Evocación de Julián del Casal, Discurso pronunciado, el
    21 de octubre de 1943, ante la tumba del poeta, en el acto organizado por la
    Sociedad Nacional de Bellas Artes para conmemorar el cincuentenario de su
    muerte.

Aguirre, Mirta: "Una Recopilación que se imponía: Julián del Casal", en
    Cuba Socialista, Año III, junio, pp. 134, 1963.

Armas, Emilio de: "Julián del Casal y el modernismo", en Revista
    iberoamericana
, 152-153 (Julio-Diciembre de 1990): 781-791.

Aróstegui, Gonzalo: "Homenaje", en La Habana Elegante, oct. 29, 1893.

Augier, Ángel: "Juana Borrero. La adolescente atormentada", en Cuadernos de
    Historia Habanera
, no. 15, La Habana, 1938.

---------------: "Evocación de Julián del Casal", en Policía, Año II, no. 25,
    diciembre de 1943.

Baquero, Gastón: "Panorama: entrada al otoño y un recuerdo de Casal",
    en Diario de la Marina, La Habana, 23 de septiembre de 1945.

Blanck, Hubert de: "Hojas al Viento. Romanza para piano", en La Habana
    Elegante
, oct. 29, 1893.

Bobadilla, Emilio: "Baturrillo", en El Fígaro, Julio 6, 1890 (sobre Casal).

------------------: Triqui-traques, Madrid, 1892.

------------------: "Por el busto de Casal. Carta de Bobadilla a Enrique Hernández
    Miyares", en El Fígaro, pp. 45,año XXVII, no. 4, ene. 22, 1911.

Borrero, Dulce María: "Poesía a Julián del Casal", en El Fígaro, 27 de
    octubre de 1912.

-----------------------: "A Julián del Casal. Poesia", Aparece también: A la
    memoria de Casal Reproducción fotográfica de dos bocetos de un busto a
    Casal enviados por el escultor Burmi a la Comisión encargada de honrar la
    memoria del poeta, en El Fígaro, año XXVIII, oct. 27, 1912.

Byrne, Bonifacio: "Palida mors" (Poesía), en La Habana Elegante, pp. 10,
    no. 43, oct., 1893.

Cabrera, Raimundo: "Anécdota", en La Habana Elegante, oct. 29, 1893.

Calcagno, Francisco: Diccionario Biográfico, La Habana, 1878.

Castilla De González, Aurelia: "A «La Maja» de Casal", Soneto, en El País,
    Diario autonomista, órgano de la Junta Central del Partido Liberal, no. 56,
    Sección Gacetillas, col. 3, pp. 3, año XV, Habana, mar. 5, 1892.

Chacón, Jose María: Las cien mejores poesías cubanas, Madrid, 1922.

Darío, Rubén: "Carta abierta a Enrique Hernández Miyares", en La Habana
    Elegante
, 17 de junio de 1894.

-------------: "Visita a Casal", en El Fígaro, pp. 558, año XXVI, no. 44, oct. 30,
    1910.

Estenger, Rafael: Los amores de cubanos famosos (miniaturas biográficas), La
    Habana, 1939.

Fernández De Castro, José Antonio: Barraca de Feria, La Habana, 1933.

Gutiérrez Nájera, Manuel: Sus mejores poesías, Biblioteca Andrés Bello.
    Madrid (sin fecha).

Henríquez Ureña, Max: "Estudios de versificación", en Cuba
    Contemporánea
, Tomo III, Rodó y Rubén Darío, La Habana, 1918.

Henríquez Ureña, Pedro: Ensayos críticos. El modernismo en la Poesía
    cubana
, La Habana, 1905.

Heredia, Nicolas: Puntos de vista, La Habana, 1892.

Horta, Eulogio: "Julián del Casal", en La Habana Elegante, enero 18, 1891.

Iraizoz, Antonio: La poesía civil en Cuba. Lecturas Cubanas, La Habana, 1939.

Lezama Lima, José:"Julián del Casal", en El Mundo, 15 de junio de 1941.

----------------" Julián del Casal", en Analecta del Reloj. Ensayos, Ediciones
    Orígenes. La Habana, 1953, pp. 62-97.

Marinello , Juan: Literatura Hispanoamericana, México, 1937.

Martí, José:"Julián del Casal". en Obras Completas, Segunda Edición. (Pap.)
    Vol. I Tomo I, pp. 822-823.

Meza, Ramón: "Julián del Casal", en La Habana Elegante, octubre 29, 1893.

Montoro, Rafael: "Recuerdos e impresiones", en La Habana Elegante, 29 de
    octubre de 1893.

Morúa, Martín: "Julián del Casal", en La Habana Elegante, octubre 29, 1893.

Ortiz, Fernando: La literatura cubana en Biblioteca internacional de obras
    famosas
, tomo XXVII.

Portuondo, José Antonio: "Angustia Y Evasión de Julián del Casal", en
    Cuadernos De Historia Habanera, no. 13. La Habana, 1937.

Roa García, Raúl: "Ensayo sobre Julián del Casal", en Diario de la Marina, 3
    de enero de 1926.

Rodríguez De Tio, Lola: "Las Horas dedicadas a Casal", en La Habana
    Elegante
, agosto 20, 1893.

Roig De Leuchsenring, E: "Cuadernos de Historia Habanera", Habaneros
    Ilustres
, La Habana, 1937.

Sanguily, Manuel. "Corona fúnebre", en Hojas Literarias, oct. 31, 1893.

Varona, Enrique J: "Julián del Casal", Revista Cubana, Tomo XI, de 1890; tomo
    XV y XVIII, de 1893.

Ugarte, Manuel: Las Nuevas Tendencias Literarias, París, 1908.

Vitier, Cintio: "Casal como antítesis de Martí. Hastío, Forma, Belleza,
    Asimilación y Originalidad. Nuevos rasgos de lo cubano. «El Frío» y «Lo
    Otro»", en Lo Cubano en la Poesía, Univ. de las Villas, Dpto. de Relaciones
    Culturales, 1958, octava lección. pp. 242, 268.

INICIO