Apariencias |
  en  
Hoy es martes, 30 de mayo de 2017; 5:26 AM | Actualizado: 29 de mayo de 2017
Búsqueda de artículos
título
autor
Artículos en esta sección: 3 | ver otros artículos en esta sección »
Página

La nueva ortografía de 2010

Elizabeth Díaz González , 12 de marzo de 2012

-Introducción-

Una nueva ortografía de la lengua española ha sido publicada en el año 2010. Quizás algunos lectores desconozcan que la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española —constituida por las academias de la lengua de los países de América Latina de habla hispana, más las de Filipinas y de Estados Unidos— se unieron para realizar este importante libro y también, entonces, lo que de nuevo en la normación de nuestra ortografía trae, pues fue en 1999 cuando se publicó la última, que aunque servía indudablemente como guía para el buen escribir y uso del léxico, para podernos dar a entender a los demás correctamente, estaba llena de lagunas y de algunas incoherencias, pero sobre todo era muy incompleta a pesar de haber sido, por primera vez, refrendada por las academias latinoamericanas de la lengua.

La nueva Ortografía de la lengua española supera con creces a la de 1999: es mucho más exhaustiva (consta de 743 páginas en contraste con la de 1999 que tenía 63), trata problemas que la anterior no tocaba, rectifica algunas normas que no tenían mucho sentido, explica más ampliamente las mismas, elimina gran parte de casos opcionales, tiene una mayor coherencia con las demás obras de las academias sobre la lengua. Es una ortografía razonada, como se expone en la «Presentación» de la misma, ya que utiliza también la teoría para hacernos comprender sus principios, ámbito, relaciones con otras disciplinas lingüísticas, etcétera. Siguiendo su objetivo primordial, que es lograr la unidad de la lengua española, al menos en su aspecto sincrónico, del momento en que vivimos, es la primera con una voluntad verdaderamente panhispánica, aunque toda labor sea perfectible y a lo largo de esta sección que ahora abrimos no dejaremos de comentar críticamente aspectos que así lo ameriten.

Ya sabemos que el Diccionario de la lengua española no recoge muchas voces de nuestros países latinoamericanos, y que el Diccionario de americanismos también es incompleto, y yo me preguntaría por qué muchos «españolismos», no usados en los países latinoamericanos, están en el Diccionario de la lengua española y no los «americanismos». Pienso que de Cristóbal Colón a acá ha pasado el tiempo suficiente para que la lengua que hablamos en nuestros países de América Latina tenga la misma legitimidad de la hablada en la Península, es decir en España.

Ahora bien, primero alabemos este gran esfuerzo de las academias de la lengua por modernizar las normas ortográficas. Junto con el Diccionario panhispánico de dudas (2005), la Nueva gramática de la lengua española (2009), el Manual de la misma (2010), y el Diccionario de americanismos (2010), obras todas en las que también ha participado nuestra Academia Cubana de la Lengua, tenemos un corpus normativo que renueva al mismo tiempo que fija la utilización actual de nuestro idioma en un afán de unidad panhispánica. También en la página web de la Real Academia Española se puede consultar tanto el diccionario panhispánico como el de la lengua y hacer preguntas al Departamento de «Español al día».

En la Comisión Interacadémica que coordinó las tareas para la confección de la nueva ortografía participaron por Cuba las doctoras Marlen Domínguez y la siempre recordada Ofelia García Cortiñas, profesora de tantas generaciones, fallecida en 2007. En la Comisión Académica participaron Marlen Domínguez nuevamente y el profesor y escritor Roberto Fernández Retamar.

A través de los diferentes artículos que iremos publicando pretendemos dar al lector todos aquellos elementos nuevos o que han cambiado con relación a la ortografía de 1999, así como los de mayor importancia, sin detenernos en normas simples, ya sabidas desde la escuela primaria, como, por ejemplo, que después de punto va mayúscula. Y cuando sea necesario haremos comentarios pertinentes. Así, cuando concluya esta sección que abrimos hoy, el lector tendrá las partes más importantes, novedosas o prácticas de nuestro sistema ortográfico tratadas en la Ortografía de la lengua española publicada el pasado año, si se ha tomado el trabajo de ir guardando artículo por artículo, para lo cual los numeraremos. De esta manera supliremos en alguna medida la imposibilidad de tener por el momento este libro al alcance de todos. En especial lo dedicamos a los editores y correctores tanto de libros, como de prensa escrita, radial o televisiva, y a los profesores y alumnos de nivel universitario, pero creo que también será de utilidad a profesores y alumnos de otros niveles de enseñanza, así como a toda persona interesada en el idioma.

(Continuará…). 

Ana Romeo Madero dijo:  Desde Argentina, como escritora, les agradezco estas excelentes Sugerencias. Ha sido un gusto ser aceptada como miembro adherente de Cuba Literaria. He visitado tres veces vuestra maravillosa Isla, allí aprendí a amar su buena Gente. Con mucho amor fraterno, Ana.