Apariencias |
  en  
Hoy es viernes, 21 de septiembre de 2018; 4:32 PM | Actualizado: 21 de septiembre de 2018
Búsqueda de artículos
título
autor
Artículos en esta sección: 6706 | ver otros artículos en esta sección »
Página

Apuesta por mudar de aires

Magdi Puig Benítez, 18 de enero de 2016

Se sabe que la Feria Internacional del Libro de La Habana (FILH) es una fiesta. La mayor y más extensa desde el punto de vista cultural. Significa espacio de diálogo entre las literaturas de América Latina, Europa y otras regiones del mundo, y ofrece a los autores, editores y distribuidores un público lector masivo dispuesto, además, a participar en presentaciones de libros, conferencias, lecturas, premiaciones, homenajes, conciertos, exposiciones, obras de teatro, espectáculos danzarios y muestras de cine contemporáneo.

Pero, ¿qué hace diferente a esta 25 edición de la FILH, que tendrá lugar del 11 al 21 de febrero? ¿Qué invita al lector, además de los libros, a hacerse partícipe de la nueva cita? Pues, es el proceso dinámico de visión, creación y transformación por el que apuesta este año su Comité Organizador, que sostiene que «mudar de aires», en armonía con los cambios que está viviendo Cuba, es también saludable para las nuevas empresas editoriales. Ellas apuestan por un diseño comercial-cultural propio y se responsabilizan con la promoción de sus textos como una ventaja, el vehículo ideal para crecer y consolidarse en el mercado del libro. Además, trabajan para poner a disposición de los lectores obras interesantes, atractivas y con un concepto de literatura más amplio, que va desde autores de indudable prestigio hasta volúmenes de cocina y divulgación científica.

En la búsqueda de un mecanismo económico más dinámico, y para facilitar el acceso a niños y padres, la Editorial Gente Nueva asume tres salas en las que pondrá en práctica un experimento que incluye presentaciones de libros, venta de títulos infantiles y juveniles de todas las editoriales del país, un área de negociaciones nacionales e internacionales para futuros proyectos y la organización de talleres de creación artística y proyectos comunitarios cubanos, así como otros de México, Suecia, Rusia, Italia, Colombia, Costa Rica, Argentina, Curazao y Estados Unidos, que abogan por el fortalecimiento de los valores desde muy tempranas edades.

Otro cambio renovador será el hecho de desvincular la dedicatoria de la FILH a los premios nacionales, sabia decisión si se tiene en cuenta que hay sobrados intelectuales que no han recibido tan importante reconocimiento, pero con una obra de vida extensa y de calidad, que merece ser puesta en valor, a través de una relación más amplia con los lectores.

Esto posibilita, además, la sintonía entre el / los tema(s) y autores a quienes se les dedica esta vez la Feria, los poetas cubanos Lina de Feria y Rogelio Martínez Furé. Ella, una de las poetisas de mayor talento de la cultura nacional en el ámbito literario después de 1959, según Roberto Manzano; y él, declarado Premio Nacional de Literatura 2015, después de anunciada la dedicatoria.

En medio del magno evento se desarrollará un encuentro que favorece el intercambio profesional en el ámbito del libro. Será el día 12 y se trata de la Reunión extraordinaria del Grupo Iberoamericano de Editores (GIE), organización que conforman 24 países, los cuales eligieron de forma unánime en la pasada cita de Guadalajara, México, a Cuba como sede, por vez primera.

El boom de las nuevas tecnologías, internet y la telefonía móvil en la Isla demanda repensar las herramientas de promoción de la literatura y las oportunidades que este servicio brinda para amplificar el mensaje. Como novedad significativa estará el equipo Ke hay pa’ hoy, proyecto que brinda servicios de promoción cultural y facilita descargas y actualización de contenidos relacionados con la FILH mediante una aplicación que pone a disposición de los visitantes —y para diversos soportes tecnológicos (móvil, laptops, tabletas, etc.)— el mapa digital de La Cabaña, ubicable por GPS; la publicación diaria de El cañonazo en PDF a color, publicidad institucional, la programación diaria, paquetes promocionales, libros digitales y otras informaciones.

Orientar al público asistente a La Cabaña en cuanto a libros, precios, editoriales, autores, stands, etc., es una de las preocupaciones del Comité Organizador. Por tanto, se generan contenidos que informen a las audiencias compartiendo materiales comunicacionales de valor. A diferencia de años anteriores, la radio base se sustentará en una programación intencionada de atractivo diseño, mientras las transmisiones por internet y las redes sociales propondrán videos, fotos, documentos de interés, reseñas de libros, cubiertas, etc.

Con Uruguay como país invitado de honor se abren oportunidades incalculables. Entre ellas, disfrutar de la presencia de sus mejores artistas y escritores, así como de la reedición de un volumen que reúne cartas de José Martí, quien fungiera como cónsul de la nación rioplatense en Nueva York. Esta FILH 2016 igual permite publicar y rendir homenaje a clásicos como Mario Benedetti y Eduardo Galeano y acercar a los cubanos a escritores contemporáneos uruguayos y la cultura de un país hermano.

El programa artístico comprende puestas en escena, muestras de artes visuales y conciertos con la participación, entre otros, del compositor y guitarrista Daniel Viglietti, uno de los grandes exponentes de la música uruguaya y la exhibición de producciones televisivas, exposiciones, así como presentaciones de libros.

Además de la Fortaleza de San Carlos de La Cabaña y el Castillo de los Tres Reyes del Morro, funcionarán sedes como la Universidad de La Habana, el Pabellón Cuba, la Sociedad Cultural José Martí, la Casa del Alba Cultural y el Centro Dulce María Loynaz. La Casa de las Américas acogerá, entre el 15 y el 17, el seminario internacional 130 aniversario de la abolición de la esclavitud en Cuba, una de las efemérides que conmemora la Feria, junto al centenario del narrador José Soler Puig.

La Feria Internacional del Libro con su lema de Leer es crecer mueve comunidades alrededor de obras y autores con un enorme impacto en el entorno familiar. Es el mejor modo de llevar la literatura a la gente y conseguir de manera dialéctica y creativa que el libro sea el más valioso instrumento de difusión de la cultura y del fomento a la lectura.

 

Tomado de Juventud Rebelde