Apariencias |
  en  
Hoy es jueves, 17 de agosto de 2017; 3:19 PM | Actualizado: 17 de agosto de 2017
Búsqueda de artículos
título
autor
Artículos en esta sección: 474 | ver otros artículos en esta sección »
Página

Varios diccionarios geográficos

Fernando Carr Parúas, 04 de enero de 2017

Tengo “en la mano” tres libros magníficos, y digo esto por toda la información que contienen. Se trata del juego de tres diccionarios geográficos, cada uno acerca de un municipio espirituano. Se denominan: Cabaiguán en la mano. Diccionario geográfico y los otros dos cambian solamente el nombre del municipio respectivo que se trata, que corresponden a Jatibonico y Fomento, esto es, Jatibonico en la mano y Fomento en la mano.

Todos forman parte de una coedición entre la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (Cosude) y Ediciones Luminaria, de Sancti Spíritus. Impresos en un inmejorable papel, reproducen la buena cantidad de fotos en colores que tienen, tanto de lugares geográficos (alturas, ríos) como de aquellos urbanos y de poblaciones rurales de cada uno de los respectivos municipios.

Estos diferentes diccionarios tienen varios autores, pero en todos ellos el primer nombre es el de la escritora y editora Marlene E. García Pérez. El coautor del libro de Cabaiguán es: Esteban Acosta Rodríguez; los coautores del de Jatibonico son: Ricardo Guardarramo Román, Esteban Acosta Rodríguez y Jesús A. Ramos Gómez; y los del de Fomento: Bárbaro Pérez Colina, Esteban Acosta Rodríguez y René Soriano Sánchez.

Los diccionarios contienen un glosario de términos especializados en la generalidad del municipio que se trata, donde aparece los datos acerca de la superficie, de la población —esto es, cantidad de habitantes y porcentajes relativos de hembras y varones— y su gentilicio, geografía, física, suelos, flora, fauna, hidrología, clima, economía, uso del suelo, demografía, comunicaciones, educación, salud, lugares de interés, monumentos, historia —esta última con varias páginas—.También se incluye el porcentaje de los asentamientos en zonas urbanas y rurales.

Algunos de los temas que se tratan en cada uno de los diccionarios son: la toponimia (del municipio) y su evolución y la toponimia y la cartografía: planos coloniales. Aparecen ordenados alfabéticamente diferentes artículos sobre los asuntos geográficos importantes del lugar. Al final, aparece una relación de las fuentes, tanto de la bibliografía, la cartografía y los planos topográficos. Y para terminar: mapas (económicos, hidrónimos, orónimos) y el anexo fotográfico, donde se incluyen fotos de escudos del municipio, carrozas del carnaval, parrandas, teatros, escuelas, museos, monumentos, bibliotecas, hoteles, parques, iglesias, paisajes rurales (con ríos, lomas y otras alturas), paisajes urbanos, con fotos de la capital municipal y de otros poblados.

Se narra la historia de cada uno de los territorios pero solo me referiré a la de uno de ellos: Cabaiguán. Por ejemplo, se enfatiza que el cabaiguanense Manuel Martínez Moles, en su  extensa obra  Contribución al folklore, de 7 tomos, considera a las poblaciones de Cabaiguán —la capital municipal— y de Guayos —el segundo asentamiento en importancia— como pueblos aborígenes a la llegada de los conquistadores. En los inicios del siglo XIX se habla, en diferentes documentos, de San Jerónimo de Cabaiguán, pero después no se mencionó más ese nombre como el topónimo del lugar. Por entonces, la principal fuente de ingresos era la crianza de ganado y, en segundo lugar, con relativa importancia,  la producción azucarera, pues se contaba con una buena cantidad de trapiches y dotaciones de esclavos, pero nunca mayor de 20 individuos. En l856 se documentó que el caserío de Cabaiguán era cabecera del partido de Tuinicú, en Plano topográfico del hato de Cabaiguán, de Mariano Uribe. Se ofrecen algunos datos relativos a las guerras independentistas de 1868 y 1895,  y, además, que el  territorio fue declarado municipio en 1926. Acerca de la lucha contra la dictadura de la década del cincuenta se especifica que el 21 de diciembre de 1958 fue liberado el poblado de Guayos y al día siguiente, el 22, lo fue Cabaiguán, cuando tropas del Ejército Rebelde, comandadas por el Che Guevara, tomaron la cabecera municipal.

Se dice de Jatibonico que fue Arroyo Blanco —la actual segunda población del municipio—, la que primeramente fue creciendo, y ya se tenían noticias de ella desde 176l. En 1834 el agrimensor José Joaquín Sánchez Marín fue quien trazó las manzanas en el nuevo asentamiento, y fue Sánchez Marín la primera persona de la población que contrató un maestro para que diera clases a sus hijos. A su vez, Sánchez Marín, junto con su esposa Isabel María de Valdivia, fueron quienes aportaron varios de sus hijos a las luchas independentistas cubanas del siglo XIX, entre ellos al general Serafín Sánchez Valdivia. Fue por esta zona, en las proximidades del poblado de El Jíbaro, donde se alzó mi lejano pariente Néstor Leonelo Carbonell y Figueroa, el 6 de febrero de 1869.

En 1902 una empresa norteamericana comenzó a fabricar un gran ingenio azucarero, el Jatibonico (actual Uruguay), al cual llegaría las líneas del ferrocarril central, pero todos los trabajadores contratados vivían sumamente lejos y entonces se pensó también urbanizar un pueblo que se le llamó Jatibonico, por eso el 16 de mayo de 1905 se le oficializó su nombre y el 18 de diciembre de 1914 se creó la municipalidad. En la guerra de liberación del Ejército Rebelde contra la dictadura batistiana el Che ordenó la liberación de Jatibonico, que comenzó el 27 de diciembre de 1958 y se prolongó hasta que los militares se rindieron el 2 de enero de 1959.

El municipio de Fomento  —la antigua población se llamaba Jumento, pero los mismos pobladores pidieron que se le cambiara el nombre, por cuanto “jumento” tenía sinonimia  con “burro”, con “asno”, y tal cosa tuvo lugar en l869— estuvo formado, primeramente, cuando en 1536 el cabildo de Sancti Spíritus dio la primera merced de tierras y se creó entonces el hato de San José del Asno. En 1668  el hato de Jumento pasó a pertenecer a Sancti Spíritus después de un fuerte litigio territorial con Remedios. En 1863 don Jacobo de la Pezuela publica su Diccionario estadístico, histórico, de la Isla de Cuba, y en él se dice que existía un partido cuya cabecera era Sipiabo y que estaba conformado  por dos  caseríos: Las Jíquimas —que pasó a llamarse “Jíquima”— y Jumento.

Las guerras independentistas tuvieron también sus seguidores en Fomento y entre sus primeras heroínas estuvo María de la Caridad Martínez, quien cayó en combate el 17 de febrero de 1869. En el territorio fomentense tuvo lugar, en tiempos de la lucha contra la dictadura de Batista, el Pacto del Pedrero, compromiso de unidad entre las fuerzas del Directorio 13 de Marzo y el Movimiento 26 de Julio. El 18 de diciembre de 1958, después de tres días de ininterrumpida lucha, las tropas del Ejército rebelde, dirigidas por el Che, tomaron el pueblo, el primer municipio liberado de la región central de Cuba.

Entre las fotos que se insertan en cada libro voy a señalar las que me han parecido de los más bellos paisajes rurales y urbanos, así como de asuntos de mayor importancia. Por ejemplo:

De Cabaiguán tenemos una foto principal, la cual corresponde a la de la loma o la sierra  de Las Damas, monumento local, de carácter natural, que resulta un área apreciable de valores paisajísticos, también las fotos de la loma de La Campana y la de la loma de Olano. De edificios: la de la biblioteca municipal Beremundo Paz, en Cabaiguán, y la de la biblioteca Ramón Balboa, del poblado de Guayos, así como otras fotos que corresponden al hotel Sevilla y a las iglesias católica y presbiteriana, de Cabaiguán. De igual manera, también aparecen las de la torre de Yero, en área rural, y el monumento a Faustino Pérez Hernández, obra de la escultora espirituana Thelvia Marín Mederos, que falleció en el mes de julio de 2016, de edad nonagenaria y es también la autora del Monumento a Serafín Sánchez Valdivia, en la capital provincial.

De Jatibonico entiendo que se debe señalar el Complejo Monumentario del homenaje a Francisco Gómez Toro (Panchito), realizado también por Thelvia Marín Mederos; la de la loma del Heliógrafo (que sirvió para las comunicaciones entre diferentes fuerzas militares del  Ejército colonialista español, en el siglo XIX). Resulta muy interesante la foto del puente de hierro sobre el río Jatibonico del Sur, así como la del río y la de la pasarela de listones de madera sobre el río  Zurrapandilla. A su vez, impresionante la foto del actual consultorio médico de la familia, que se encuentra en la estructura original de la antigua clínica del Ejército colonial español, del siglo XIX, en el poblado de Arroyo Blanco.

Entre las fotografías del libro de Fomento sobresalen las del salto del río Agabama y  la del río Calabazas,  la de la loma de Los Chivos, la de la loma Piedra Gorda, así como la de las Tetas de Juana, que resulta una altura singular, y la del pico Husillo. También las edificaciones de la cabecera municipal que alojan a la Casa de Cultura Olga Alonso y al Museo Municipal de Fomento, construcciones antiguas, están muy bien conservadas. Además, encontramos la foto del monumento al Che, un busto sobre pedestal, obra del escultor José Delarra.

Lo más significativo es que la colección implicará también otros diccionarios geográficos parecidos acerca del resto de los municipios de Sancti Spíritus, pero estos se encuentran en diferentes etapas de terminación, y serán ellos los de Yaguajay, Sancti Spíritus, La Sierpe, Trinidad y  Taguasco.

Debo expresar que el trabajo desplegado por la amiga Marlene García Pérez, hija de esta provincia espirituana, en aras de que pudieran salir los libros de esta colección, ha sido grandiosa y a ella hay que felicitar de todo corazón, pues, además de ser estos diccionarios geográficos muy importantes para el estudio total de cada uno de estos municipios de la provincia de Sancti Spíritus, son libros muy hermosos, hechos con calidad y suma belleza, pero también con el amor de un corazón enamorado de su terruño.

Solamente nos falta esperar por la publicación del resto de los libros que completarían todos los municipios de la provincia.

 

Fefi Quintana Montiel, 2017-08-10
Fernando Carr Parúas, 2017-07-24
Luis Toledo Sande, 2017-07-10