Apariencias |
  en  
Hoy es jueves, 14 de diciembre de 2017; 3:16 AM | Actualizado: 13 de diciembre de 2017
Búsqueda de artículos
título
autor
Artículos en esta sección: 1479 | ver otros artículos en esta sección »
Página

Fermín Herrero: “Me hice poeta por amor”

El País, 04 de mayo de 2017

Fermín Herrero (Ausejo de la Sierra, 1963), profesor de lengua castellana y literatura y soriano militante, es poeta y acaparador de premios. Sin ir más lejos (Hiperión) le sirvió en bandeja, el pasado sábado, el de la Crítica. “Tiene para mí una significación especial por su prestigio”, dice.

¿Qué libro le hizo querer ser poeta?

Fue por amor, no recuerdo ningún libro en especial.

¿Cuál ha sido el último que le ha gustado?


Varios, por no ser injusto con los colegas, no me decantaré por ninguno.

¿Qué libro de poemas no pudo terminar?

Tantos… pero prefiero pensar en los que he leído muchas veces.

¿Qué libro o poesía ajeno le habría gustado firmar?

Pedro Páramo.

Acaba de recibir el Premio de la Crítica por Sin ir más lejos por su “calidad de expresión y su estética limpia y sencilla que aspira a convertirse en la conciencia de lo que es la vida, el tiempo y siempre enraizada con la tierra castellana”. ¿Cómo se queda?

Me quedo estupefacto. Es verdad que vengo de la austeridad del Arcipreste de Hita y Jorge Manrique, que procuro ceñirme al castellano purísimo de Santa Teresa o Fray Luis de León, pero ni me acerco a lo que busco y generosamente me atribuyen. En general soy un versificador más bien chino, de la dinastía Tang, of course.

Este no es su primer premio pero ¿tiene una significación especial para usted?

Naturalmente, por su carácter, prestigio y trayectoria.

¿Se puede vivir solo de la poesía? ¿Le gustaría?

Vivo sólo para la poesía y me parecería peligroso vivir de ella.

Si no fuera poeta le habría gustado ser…


No llego a poeta ni por asomo, a lo sumo a versificador. Lo que me gusta es la agricultura, que es de donde viene lo de verso, de la labranza.

¿Está más abandonada Soria o la poesía?

Sin duda alguna, Soria, condenada a la desaparición salvo milagro institucional. La poesía atañe a la especie humana y acabarán juntas; ha gozado de siempre de una mala salud de hierro, hoy en día incluso amenazada por un exceso de vigor y picores juveniles que puede ser letal.

¿Qué pieza musical escogería como autorretrato?

Igual que Gil de Biedma quería ser poema, me gustaría convertirme, por ejemplo, en la Sonata a Kreutzer con Anne Sophie Mutter al violín.

¿Cuál es el suceso histórico que más admira?

Que un emperador romano escribiera las Meditaciones.

¿Trasnochar o madrugar?

Ahora mismo, ninguna de las dos cosas.

¿Qué está socialmente sobrevalorado?

La apariencia.

¿Qué encargo no aceptaría jamás?

Mentir, robar o matar.

¿Qué poeta merecería un premio Nobel?

Adam Zagajewski, sobre todo por su prosa.


Tomado de El País

Foto de Heraldo de Soria


Editado por: Nora Lelyen Fernández