Apariencias |
  en  
Hoy es viernes, 24 de noviembre de 2017; 4:10 AM | Actualizado: 23 de noviembre de 2017
Búsqueda de artículos
título
autor
Artículos en esta sección: 437 | ver otros artículos en esta sección »
Página

Federico Uhrbach, dilema entre la memoria y el olvido

Leonardo Depestre Catony, 31 de julio de 2017

En 1989 publicó la Editorial Letras Cubanas un volumen titulado Poesías, de Federico Uhrbach. El tiempo ha transcurrido y ahora se cumplen 85 años de su fallecimiento. Es muy probable que la fecha pase casi inadvertida y estas páginas, siquiera modestamente, quieren reservarle un espacio en la memoria.

Los hermanos Carlos Pío y Federico, el primero apenas un año y varios meses mayor, integran el muy fecundo catauro de autores hoy día poco conocidos, aun cuando en su momento sí lo fueran. Que así ocurra puede considerarse hasta lógico, aunque sin caer en los extremos del completo olvido.

Carlos Pío murió a los 25 años, en 1897, y viene al caso porque los primeros volúmenes fueron publicados con la firma de ambos hermanos. Así ocurre con el poemario Gemelas, con tan grata acogida en su momento que pronto se agotó. Lo integran "Flores de hielo", de Federico, y "Camafeos", de Carlos Pío.

Sus contemporáneos consideraron a Federico un poeta elegante, lo cual puede traducirse como de buen gusto, refinado, capaz de tocar las fibras íntimas del lector, todo para la época. Quizá sorprenda esta aseveración del crítico Jorge Yglesias, quien prologó el libro citado al inicio. Allí se dice:

El principal atractivo que puede tener Federico Uhrbach para un lector contemporáneo es el hecho de haber sido por varios años nuestro lírico más destacado. No quiere decir con ello que en determinada época fuera nuestro mejor poeta, sino más bien que los demás poetas no fueron mejores que él. En realidad, su obra representa un anquilosamiento de la forma, una infatigable fidelidad a una corriente literaria —el modernismo— y a un escritor: Julián del Casal.

He aquí un soneto que ejemplifica el tono —léase espíritu sombrío— de la poesías de este autor. Se titula “Una tumba” y está dedicado a Juana Borrero:

El sol, en el ocaso, cabecea
entre blondos cendales de neblina
cual funeral antorcha, y su opalina
lumbre, sobre los árboles gotea.

A los fulgores de la luz febea
el cielo entristecido se ilumina,
y en la franja de brumas purpurina
el astro de la tarde parpadea.

Sobre las negras rocas que la espuma
lame, al chocar de las inquietas olas,
se eleva humilde cripta funeraria,

donde la luz crepuscular se esfuma,
coronando de fúlgidas aureolas
la cruz de mármol, triste y solitaria.


Una vez leído este poema y el tan completo enjuiciamiento del prologuista, estamos en condiciones de adentrarnos en algunos elementos de la biografía de Federico Uhrbach.

Nacido en la ciudad de Matanzas el primero de octubre de 1873, hizo estudios en Estados Unidos y se nutrió de abundante cultura. Fue precisamente a ese país al que emigró durante la guerra del 95 (de la cual sí participó su hermano Carlos Pío, teniente coronel del Ejército Libertador). Desde allá Federico colaboró con el movimiento libertador.

En Cuba, de vuelta una vez terminada la contienda, fue redactor del semanario El Fígaro y del diario La Discusión, amén de presentar colaboraciones para otros medios. En 1907 entregó a los lectores un libro titulado Oro, que incluye composiciones suyas y de Carlos Pío, y en 1916 apareció Resurrección, para muchos el más logrado de sus libros:

Llama de pira, nube de incienso, bíblica estrella,
sé en el desierto la que amorosa mi paso guía,
y fija lumbre será, que aclare la incierta huella,
tu dulce labio de apasionada que me sonríe.


(Fragmento de “Samaritana”, del libro Resurrección)

Uhrbach incursionó en la escritura de una ópera y se movió por largo tiempo en el contexto de la intelectualidad cubana, donde gozó de prestigio. Murió en La Habana el 31 de julio de 1932. Evocarlo aquí puede devenir una invitación para echar una ojeada a una poesía golpeada por los nuevos gustos y los nuevos tiempos.

Editado por: Nora Lelyen Fernández

Leonardo Depestre Catony, 2017-11-16
Alberto Garrandés, 2017-11-10
Jorge Luis Rodríguez Reyes, 2017-10-18