Apariencias |
  en  
Hoy es sábado, 25 de noviembre de 2017; 2:55 AM | Actualizado: 24 de noviembre de 2017
Búsqueda de artículos
título
autor
Artículos en esta sección: 169 | ver otros artículos en esta sección »
Página

Encuentro de traductores en la UNEAC
 

Olga Sánchez Guevara, 03 de agosto de 2017

En el Salón de la Presidencia de la UNEAC, el pasado 13 de julio, tuvo lugar un encuentro con escritores y traductores cubanos y extranjeros, invitados al Festival de Poesía Itinerante Nuestra América. La reunión propició un  fructífero intercambio de opiniones: Ana Mateja Rozman, Arthur Sze, Jane Hirshfield, Helene Cardona, Olga Sánchez Guevara, Josefina de Diego, Rodolfo Alpízar, Ana Elena de Arazoza y otros, comentamos nuestras experiencias en torno a “La traducción como experiencia poética. El arte de traducir”, tema del conversatorio.

La importancia de la poesía para conservar la identidad nacional fue subrayada por la poetisa eslovena Ana Mateja Rozman. Ella y varios participantes se refirieron a la traducción de poesía como re-creación, y a lo injusto del viejo refrán italiano “traduttore traditore”: el traductor no traiciona, sino que se ve obligado a buscar formas para expresar en una nueva lengua lo que ha sido escrito en otra muy distinta. En la traducción de poesía puede ser necesaria la creación de una nueva musicalidad para el texto de llegada; esto es válido especialmente en el caso del chino, idioma tonal cuya cadencia es imposible de reproducir en las lenguas occidentales, según afirmó el poeta chino-estadounidense Arthur Sze, quien concentra sus esfuerzos en traducir poesía china al inglés.

La poetisa estadounidense Jane Hirshfield narró sus experiencias en la traducción, a cuatro manos con Mariko Aratani, del libro The ink dark moon: love poems by Ono no Komachi and Izumi Shikibu, women of the ancient Court of Japan (1990, Vintage Classics), el cual contiene poemas de Ono no Komachi (ca. 825 - ca. 900) e Izumi Shikibu (n. 976?), dos autoras del período Heian en Japón.  Hirshfield señaló que la dificultad para trasladar a una lengua moderna los poemas de estas mujeres, escritos más de mil años atrás, aumenta por el hecho de que la poesía japonesa de aquella época emplea un vocabulario de solo ochocientas palabras con varios significados cada una, sin pronombres ni tiempos verbales; esto hace que para cada poema pueda haber diversas interpretaciones. Las traductoras se encontraron ante un gran abanico de posibilidades, que acrecentó su libertad creativa y al mismo tiempo hizo más compleja su labor. Por otra parte, no se trataba solo de trasladar de una lengua a otra los textos, sino de traer desde una época remota hasta la actualidad la poesía de Ono e Izumi, haciéndolas presentes entre nosotros en el siglo XXI, y confirmando una vez más la veracidad de lo expresado por José Saramago: “Los escritores hacen la literatura nacional, pero la literatura universal la hacen los traductores.”

Un momento especial fue la presentación de la joven profesora Yeneisy Ortiz-Repizo, miembro de la ANSOC, y el intérprete Leovel Iván Fernández, quienes asistieron al encuentro acompañados por las comunicadoras Taimy Martínez y Marisol Olivero. La profesora Yeneisy declamó en lenguaje de señas su poema Para ti, oyente, mientras Leovel iba diciendo el texto simultáneamente. Reproducimos dos fragmentos del poema, que nos revela una manera muy distinta de percibir el mundo.

Para ti, oyente (fragmentos)

(…)

Todos mis sentimientos entran por mis ojos:
 Veo tus alegrías con risas.
Veo tu tristeza con llantos.
Veo y siento la lluvia, el sol.
Veo el viento en los árboles y lo siento
en mi cara, aunque no lo escuche.
 La música…
 ¿La música? ¿Qué es la música?

(…)

Ser sordo… No sabes lo que se siente
En un mundo donde la mayoría es oyente.
Sé mi oído, sé mi voz. ¡Sí que puedes!

A continuación, Leovel expresó mediante señas una canción romántica. La actuación de ambos jóvenes mereció el aplauso de los presentes, y llamó la atención sobre la necesidad de que muchas personas aprendan el lenguaje de señas e incursionen en esa peculiar forma de traducción.

El tiempo programado para el encuentro se hizo breve ante la variedad de tópicos discutidos, y las muchas experiencias aportadas por los participantes. Para cerrar, Fefé Diego se refirió a la labor traductora del poeta Eliseo Diego, figura cimera en la cultura cubana y la literatura de lengua española. Entre las versiones realizadas por su padre, Fefé destacó las recogidas en Conversación con los difuntos,  libro que reúne poemas de autores anglófonos entre los siglos XVII y XX. Algunas opiniones de Eliseo sobre la traducción fueron leídas por Fefé en el encuentro, y acogidas con aprobación por los asistentes. Veamos la referida a la “Elegía escrita en un cementerio de campo”, de Thomas Gray (1716-1771):

“La versión a que me atrevo aquí no es sino el eco dejado a través de los años en mi corazón de habla española por sus palabras inglesas. Aquello que uno aprende a amar en otro idioma, ¿no se vuelve, de algún modo, nuestro, y no susurra acaso dentro de la entraña con el rumor del ser propio? No pretendo más que haber atendido a ese rumor tan intensamente como me lo permitió mi torpeza, en la esperanza de traspasarlo a quienes no tienen la dicha de poder sumergirse en el solemne fluir de ritmos ingleses.”

Profunda y amorosa valoración de las motivaciones y objetivos de la traducción literaria y poética. Concluyo así mis apuntes sobre el encuentro del día 13, no sin invitar a colegas e interesados para que continuemos reflexionando sobre estos y otros aspectos de nuestra labor en el XIV Simposio de Traducción Literaria de la UNEAC, que se realizará del 21 al 23 de noviembre próximo. 

Editado por Heidy Bolaños

 

 

 

Olga Sánchez Guevara, 2017-11-09
Olga Sánchez Guevara, 2017-09-25
 Lourdes Beatriz Arencibia Rodriguez, 2017-09-07