Apariencias |
  en  
Hoy es miércoles, 22 de noviembre de 2017; 5:09 PM | Actualizado: 22 de noviembre de 2017
Búsqueda de artículos
título
autor
Artículos en esta sección: 1468 | ver otros artículos en esta sección »
Página

Aniversario 77 del natalicio de Eduardo Galeano

Cubadebate, 04 de septiembre de 2017

Eduardo Germán María Hughes Galeano nació en Montevideo, Uruguay, el 3 de septiembre de 1940.

Este emblemático autor supo plasmar en sus escritos el viento que sacudió a más de una generación comprometida con la lucha por un mundo mejor, en pos del hombre nuevo vaticinado por el Che.

Con un ideario de izquierda que lo llevó desde muy joven a recorrer los poblados de su patria como integrante de la juventud socialista, desbordó ampliamente los límites de la literatura.

“La economía mundial es la más eficiente expresión del crimen organizado. Los organismos internacionales (…) practican el terrorismo contra los países pobres y contra los pobres de todos los países, con una frialdad profesional y una impunidad que humillan al mejor de los tirabombas”.

Cronista de su tiempo, Galeano mantuvo a lo largo de toda su vida, la denuncia contra todo tipo de injusticias. Incluso, en el nuevo siglo, hizo suyas las consignas ecologistas para frenar el deterioro del planeta.

La visión de una América Latina unida se ha visto reflejada en su narrativa en títulos como Los días siguientes (1963), los relatos de Vagamundo (1973), El libro de los abrazos (1989), Patas arriba: la escuela del mundo al revés (1998) y una carta al futuro, escrita en 2011, que sintetiza sus anhelos.

Las venas abiertas de América Latina (1971), su obra más conocida, es un acta de acusación de la explotación de Latinoamérica por poderes extranjeros a partir del siglo XV. Asimismo, en la trilogía Memoria del fuego, escrita durante su exilio en España, que incluye los textos Los nacimientos (1982), Las caras y las máscaras (1984) y El siglo del viento (1986), revisita la historia del continente latinoamericano. 

Eduardo Galeano es una figura imprescindible en la literatura universal, paradigma de intelectual comprometido con la realidad de los desposeídos en el continente latinoamericano.

“Nuestra comarca del mundo, que hoy llamamos América Latina, fue precoz: se especializó en perder (…) Continúa existiendo al servicio de las necesidades ajenas, como fuente y reserva del petróleo y el hierro, el cobre y la carne, las frutas y el café, las materias primas y los alimentos con destino a los países ricos que ganan, consumiéndolos, mucho más de lo que América Latina gana produciéndolos”.

Tomado de Cubadebate

Editado por Claudia Corzón Aput