Apariencias |
  en  
Hoy es viernes, 15 de diciembre de 2017; 7:19 AM | Actualizado: 14 de diciembre de 2017
Búsqueda de artículos
título
autor
Artículos en esta sección: 6194 | ver otros artículos en esta sección »
Página

A las manos y el ingenio de Pepe Menéndez

Sheyla Delgado Guerra di Silvestrelli, 29 de noviembre de 2017

El conocido diseñador habanero José Alberto Menéndez Sigarroa (Pepe Menéndez) mereció este martes el Premio Nacional de Diseño del Libro 2017, en fallo unánime del jurado que sesionó en el Centro Cultural Dulce María Loynaz.

Con este lauro, que convoca anualmente el Instituto Cubano del Libro (ICL) y en 2018 cumplirá 20 calendarios de establecido, se reconoce ahora el exhaustivo quehacer en el ámbito del diseño editorial de quien ostenta también la Distinción por la Cultura Nacional (2005).

En el acta del jurado —con Ubaldo Ceballos López como presidente y conformado además por Alexis Rodríguez, Gipsy Duque-Estrada, Nelson Herrera y Ranfis Suárez— se leen las razones por las cuales Pepe Menéndez logró agenciarse este galardón entre los demás candidatos.

La decisión se fundamenta en las más de dos décadas de fértil itinerario creativo, en las que ha marcado una pauta visual desde las publicaciones de la Casa de las Américas, institución cultural donde funge como director de Diseño.

Otros aportes que pesaron en este fallo explicitan la versatilidad y constancia del también Premio Nacional de Curaduría en dos oportunidades. Carteles, libros, campañas de comunicación impresa, entre otros, llevan estampados el talento y el ingenio de este profesional. Un hombre que no solo concede prioridad mayúscula al arte de diseñar, sino al compromiso docente de formar nuevas generaciones de diseñadores en Cuba.

Egresado del Instituto Superior de Diseño (ISDi) en 1989 y miembro de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), a Menéndez Sigarroa le deben numerosas publicaciones periódicas su impronta en cuanto a la visualidad. Entre ellas, las revistas La Siempreviva (del Ministerio de Cultura), Dédalo (de la Asociación Hermanos Saíz) y Boletín Música, esta última perteneciente a la propia Casa de las Américas.

Ha creado, igualmente, un privilegiado cartapacio de catálogos para renombrados artistas del país, así como para importantes exposiciones y eventos, dentro y fuera de nuestra geografía cultural. A sus créditos impresos se añade la fundación del grupo Next Generation y del Club de Amigos del Cartel.

A la altura de una carrera reacia al anquilosamiento y vivida para crear, el multipremiado diseñador se reinventa en el día a día. Más de un centenar de títulos con la intervención de su talento esbozan apenas la cubierta de una de sus mejores contribuciones —desde el Fondo Editorial Casa de las Américas— a nuestro diseño editorial contemporáneo.

Y en ese prolífero trayecto, obras suyas han logrado insertarse en antologías internacionales del calibre de Latin American Graphic Design (Taschen, Berlín, 2008) y World Graphic Design (Merrell Publishers, Londres, 2003).

Cuando en la edición 27 de la Feria Internacional del Libro se haga entrega oficial del premio, Pepe Menéndez hará de este otro pretexto para seguir regalando lo que mejor se le da: el buen diseño made in Cuba y disfrutado en Casa.