Apariencias |
  en  
Hoy es jueves, 14 de diciembre de 2017; 3:11 AM | Actualizado: 13 de diciembre de 2017
Búsqueda de artículos
título
autor
Artículos en esta sección: 6194 | ver otros artículos en esta sección »
Página

Fidel: el ser y el hacer cotidianos

Fernando Rodríguez Sosa, 04 de diciembre de 2017

«En estas imágenes está un valor artístico, está un valor histórico y está, sobre todo, el valor de entregarnos a un Fidel que siempre nos va a acompañar, no solo por sus cualidades militares, por sus cualidades políticas, por su valentía, por su decisión, sino porque siempre estuvo al lado y a la cabeza de su pueblo. Ese, ese Fidel, es el que está aquí, en este libro». 

Así valoraba el Doctor en Ciencias Históricas Pedro Pablo Rodríguez el libro Fidel es un país, de Jorge Valiente y Sahily Tabares que, publicado por la Casa Editorial Verde Olivo, era presentado en la Plaza de Armas capitalina, en el espacio de promoción literaria Sábado del Libro, dedicado al primer aniversario de la desaparición física del Comandante en Jefe.

A través de nueve secciones, este volumen recopila 90 imágenes en blanco y negro tomadas por el lente del fotorreportero Jorge Valiente a lo largo del tiempo, que resultan fehacientes testimonios de la estrecha relación del líder histórico de la Revolución Cubana con la vida económica, política y social de la nación.

Comentaba el estudioso del legado de José Martí que Fidel fue quizás uno de los hombres más fotografiados y filmados de la historia de los siglos XX y XXI y, por ello, sugería se publicaran colecciones de imágenes como la presentada en este libro, pues resultan imprescindibles para dar la riqueza no solo de la acción, sino también de los sentimientos.

Expresaba, igualmente, su satisfacción porque aparezca ahora esta iconografía, que se convierte en un homenaje a Fidel, «a quien hay que homenajear todos los días, quizás a veces no decirlo tanto y trabajar mejor, preocuparnos más por los demás y cumplir eso que nos decía en el concepto de Revolución».

En esa definición –argumentaba– Fidel no propone un discurso teórico, una explicación conceptual sociológica sobre qué es la Revolución. «Nos habló de la cotidianidad, de cómo se hace Revolución cotidianamente y es necesario hacer realidad esas palabras para que la Revolución persista, continúe, avance, para que cada día seamos un país mejor, seamos mejores ciudadanos y mejores cubanos».

En la nota introductoria a Fidel es un país, firmada también por Pedro Pablo Rodríguez, se hace referencia a que en estas imágenes –acompañadas de las sobrias palabras de Sahily Tabares– Jorge Valiente, a pesar de la urgencia de su oficio, evidencia la perspicacia del fotógrafo que no rindió su afán artístico.

En este Sábado del Libro, el Teniente Coronel Rigoberto Santiesteban, director de la Casa Editorial Verde Olivo, aseguraba que esta presentación era «un sencillo y humilde homenaje a Fidel, a su presencia que como el viento no se ve, pero se siente, por ello está aquí con nosotros, porque Fidel es un país, es de todos». 

Es este un libro comprometido  –en opinión de la Teniente Coronel Dayamí Montero Díaz, jefa editorial del sello Verde Olivo—, que nos da la dimensión de cuánto Fidel es un país; una obra nacida gracias al esfuerzo tanto de sus autores como del equipo de esta casa editora y de los trabajadores de la industria poligráfica.

Autor de más de una decena de libros sobre fotografía documental y artística, Jorge Valiente se desempeñó como fotorreportero de los periódicos Revolución y Granma; mientras que Sahily Tabares, Doctora en Ciencias sobre Arte, es periodista especializada en temas culturales en la revista Bohemia, Radio Progreso y en espacios de la televisión cubana.

Recordaba Jorge Valiente que la primera vez que retrató a Fidel fue en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, en el año 1963. «Nunca olvido ese momento, en que tuve delante a una historia viva de nuestra Revolución. Ese constituyó el primer desafío que asumí, al iniciarme en el periodismo gráfico».

Con el privilegio de haber sido contemporáneo de Fidel, el creador comparte ahora estas imágenes que captó con su cámara y, aunque la dimensión de Fidel va más allá de esta muestra, pretende que estas fotografías lleguen a las nuevas generaciones, deseosas de conocer y profundizar en la historia de la Revolución Cubana.

Los textos de Fidel es un país –aclaraba Sahily Tabares– no son un complemento de las imágenes, porque estas no lo necesitan. «Cada imagen es un texto elocuente, no necesita palabra, habla de la manera en que Fidel entregó su corazón, su propio corazón, el único que tuvo, y lo desplegó en el aire como una gran bandera». 

Este es un libro –precisaba– que muestra el ser y el hacer cotidianos de Fidel, protagonista de las transformaciones ocurridas en nuestra patria y en la Cuba en Revolución, imágenes que hacen pensar en el valor simbólico de la conciencia de un líder que vivió y luchó siempre por su pueblo.

Concluía este Sábado del Libro, que coincidía con el aniversario 61 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y al que asistían, entre otros combatientes, el Comandante Julio Camacho Aguilera, con el poema, en voz del actor Alden Knight, que el argentino Juan Gelman le dedicara al Comandante en Jefe, uno de cuyos versos inspiró el título del libro Fidel es un país.