Apariencias |
  en  
Hoy es jueves, 21 de junio de 2018; 9:35 PM | Actualizado: 21 de junio de 2018
Búsqueda de artículos
título
autor
Artículos en esta sección: 6563 | ver otros artículos en esta sección »
Página

Premio al humanismo de Luis Álvarez

Yahily Hernández, 12 de marzo de 2018

"Los intelectuales todos; los cubanos… debemos preocuparnos por un humanismo esencialmente cubano, ante la prevalencia de una ola tecnológica que persigue imponer una perspectiva del tener por encima del ser, tal cual lo hicieron nuestros predecesores…; los grandes del pensamiento cubano en su momento", reflexionó desde una profunda visión martiana el intelectual Luis Álvarez Álvarez, durante la ceremonia de entrega oficial del Premio Nacional de Literatura 2017, lo cual ocurrió de manera excepcional fuera de la Capital, el pasado sábado en el Teatro Avellaneda de Camagüey.

Luis Álvarez, merecedor de innumerables premios nacionales e internacionales aseguró, en un teatro abarrotado de intelectuales de varias provincias y del extranjero, amigos y familiares que, "necesitamos un humanismo vivo, nutriente y apasionado". Durante su intervención, transformada en una conferencia magistral, en la que hizo gala de su magisterio y pedagogía infinitos, el también Profesor de Mérito y Doctor en Ciencias Filológicas, agradeció el apoyo de editoriales nacionales y extranjeras, editores y diseñadores, y dedicó el reconocimiento a todos sus maestros, amigos, estudiantes, libreros y muy especialmente a su familia.

El también Maestro de juventudes, Álvarez Álvarez, heredero de una muy genuina tradición, la ensayística cubana y de la permanente preocupación por la conservación del patrimonio espiritual de la nación cubana, tal cual lo hicieron sus antecesores, alertó: "ante los poderosos vientos economicistas que tratan de enfocar el bienestar desde lo material, desde un enfoque puramente económico, y el cual además ocultan o disfrazan de los verdaderos y urgentes problemas humanos, … no existe para esa realidad solución posible sin amor a la vida, sin humanismo y solidaridad".

Confirmó que el mejor legado de la ensayística cubana para las presentes y futuras generaciones de intelectuales y artistas ha sido la constante y renovada defensa de la solidaridad humana. Afirmó que "falta mucho para la comprensión del ensayo", pero a la vez corroboró que esta práctica o género literario viene de raíz cercana: "Félix Varela con Cartas a Elpidio, -a quien consideró fundador de este género en el país-, dejó tareas esenciales: el crecimiento del país y la ética como elemento básico de la sociedad".

Luis Álvarez, quien además recibió de manos de las máximas autoridades del Partido y el Gobierno en Camagüey, la Réplica del Escudo de la Provincia, por ser un fiel defensor en todas las trincheras de la Revolución Cubana, llamó a que la prosa reflexiva cubana debe mantener ese legado y acrecentarse, como delineó Martí al afirmar, "…con todos y para el bien de todos".

Confesó el reconocido escritor cubano: "Estoy más orgulloso de los libros leídos, que los creados por mí y me enorgullezco, porque estos son caminos seguros hacia el alma de la nación".

Margarita Mateo Palmer, presidenta del jurado del Premio Nacional, destacó en la obra del intelectual agramontino su acercamiento como regla latente a la obra martiana, su auténtica visión y lectura del neobarroco, su línea de pensamiento teórico y su perspectiva culturológica.

Abel Prieto Jiménez, ministro de Cultura, afirmó durante la ceremonia oficial que, "…hay un señorío fundador en Luis Álvarez sin ninguna dudas como lo hubo en Céspedes y lo hay en Eusebio Leal". La jornada incluyó la presentación de títulos de Ediciones Boloña, de la Oficina del Historiador de la ciudad de La Habana, a propósito de la dedicatoria de la 27 Feria del Libro al historiador e investigador Eusebio Leal.

Tomado de Juventud Rebelde