Apariencias |
  en  
Hoy es viernes, 19 de abril de 2019; 6:16 AM | Actualizado: 18 de abril de 2019
Búsqueda de artículos
título
autor
Artículos en esta sección: 6961 | ver otros artículos en esta sección »
Página

¡Saludos Amigos!

Dulce María Sotolongo Carrington, 12 de febrero de 2019

Quizo el azar concurrente del que hablara Lezama Lima que el 11 de febrero, día del cumpleaños de nuestra querida Rosa Fornés, la Editorial En Vivo del ICRT, presentara un bello libro, ¡Saludos Amigos!, sobre la estelar locutora cubana Eva Rodríguez, que resultó ser un sentido homenaje de familiares, amigos y público en general.

Y es que recordar es volver a vivir. De  ahí, este volumen que en sus páginas invita a revivirla historia de esta mujer, ejemplo de profesionalidad, que durante más de tres décadas dio muestras de maestría en la locución y alegró los hogares cubanos con su peculiar forma de decir: "¡Saludos amigos!".

Aunque en un inicio la crítica no confiaba en este tipo de libros, hoy nadie niega la importancia de recoger la vida de nuestros queridos artistas, escritores, fotógrafos y todos aquellos que con su obra aportaron al desarrollo y consolidación de la radio y la televisión cubana.

El autor es Ángel  Manuel, un cantante, director artístico y promotor cultural que ya antes había escrito libros dedicado a Germán Pinelli y a ese inolvidable duo que fue Clara y Mario.

Presentación muy emotiva, donde figuras como Rosalía Arnaez, Lucía Altiery, directores de la televisión y familiares rindieron tributo a Eva recordándola como era: una mujer sencilla, a la que le gustaba leer, con un humanismo que la hacía amiga de sus amigos (Elena Burke, Luis Carbonell, Rosa Fornés, Consuelo Vidal, entre otras).

Anécdotas contadas por el autor y testimonios de artistas y personalidades de la cultura cubana e internacional, además de un testimonio gráfico muy valioso, enriquecen la obra.

La historia de Eva es parte inseparable de la televisión cubana, orgullo de esta tierra que dio locutores que durante años nos enseñaron la riqueza de nuestra lengua materna.

Elegante, siempre sonriente, Eva vivirá en el corazón de los cubanos a través de este libro.