Apariencias |
  en  
Hoy es martes, 18 de diciembre de 2018; 9:58 AM | Actualizado: 18 de diciembre de 2018
Búsqueda de artículos
título
autor
Artículos en esta sección: 465 | ver otros artículos en esta sección »
Página
Eduardo Gómez Luaces, el historiador y el escritor
Leonardo Depestre Catony , 06 de junio de 2008
Quienes transitan asiduamente por la calle Martí del ultramarino municipio de Regla, perteneciente a la provincia Ciudad de La Habana, han pasado una y otra vez ante la pequeña tarja que invita al transeúnte a adentrarse en el Museo Histórico Municipal que lleva el nombre de Eduardo Gómez Luaces, escritor y ensayista a cuyo quehacer deben mucho los reglanos… aunque no fuera él, precisamente, reglano por nacimiento.

Gómez Luaces nació en el término municipal de El Ferrol, en Galicia, España, el 17 de junio de 1904, pero de niño fue traído a Regla por su padre, cuya muerte inesperada hizo a la madre embarcar rumbo a Cuba para asumir el cuidado del niño. Eduardo pudo realizar estudios en las Escuelas Pías de la vecina villa de Guanabacoa. En 1921 reembarcó hacia España, en lo que sería un reencuentro con el resto de la familia, pero al cabo de pocos años volvió para establecerse definitivamente en Regla y comenzar a indagar, aquí y allá, acerca de la historia de la municipalidad, en tanto ganaba alguna notoriedad como hombre público.

En 1945 vio la luz un folleto que aún hoy, a más de seis décadas de editado, sigue siendo fuente obligada de consulta: Historia de Nuestra Señora de Regla. Sus fiestas. Los cabildos. Su producción historiográfica de estos años incluye el trabajo titulado Un siglo de periodismo en Regla (1852-1949), y memorable también resulta el cursillo que impartiera en favor de la divulgación de la historia de Regla, diez años después.

En 1959 ocupa el cargo de Director Técnico de la revista Viajeros, órgano oficial de la Federación Nacional de Viajantes, y su bibliografía se nutre con nuevas publicaciones: Regla: Su aporte a la medicina cubana en el siglo XIX (1973), Regla y sus hombres del 68 (1973), 400 años de historia de Regla (1573-1973), Liceo Artístico y Literario de Regla (1979), Presencia de Martí en nuestra región

Conferenciante y maestro, muchos lo recuerdan por su espíritu de comunicador, por la tenacidad con que afrontó el oficio de historiador y por su producción periodística en revistas y otras publicaciones locales. Un día expresó:

La idiosincrasia del reglano es ésta: cariñoso, abierto y alegre también. No hay pueblo más alegre que Regla. Tú llegas y parece que hay fiesta siempre. La gente que se reúne en el parque le da un ambiente muy alegre. Yo no sé por qué los pueblos de frente al mar son diferentes de los del interior. Yo no sé… Yo creo que su carácter al reglano se lo trae el mar.

Tuve la oportunidad, veinte años atrás, de anotar las opiniones que sobre este investigador vertieran el Dr. Eusebio Leal Spengler, Historiador de la Ciudad de La Habana, y Pedro Cosme, director del Museo Municipal de Regla. Me testimonió el primero:

Gómez Luaces fue un historiador militante. A mí me admira mucho que los reglanos, en cualquier parte del mundo, son incansables defensores de sus valores, luchan por salvar sus monumentos, su patrimonio. Y Gómez Luaces fue un hombre de combate, de una sencillez admirable, un patriota a la antigua y un tremendo defensor de las tradiciones y de la cultura de Regla.

Y apuntó el segundo:

Se encuentra él dentro del grupo de historiadores empíricos de nuestro país, lo cual no resta valor en absoluto a su labor, al contrario (…) Es grande el respeto que nos merece la obra de Gómez Luaces por el amor con que trabajó la investigación histórica, pues si él no se hubiera dedicado con ese ímpetu combativo a salvar la historia de Regla, no tendríamos hoy la riqueza documental que poseemos.

Escudriñador incansable, escribió siempre con soltura y sin pretensiones literarias, y aún así su estilo es correcto y fluido, capaz de despertar el interés del lector. Eduardo Gómez Luaces murió el 3 de junio de 1975, a escasos días de cumplir 71 años