Apariencias |
  en  
Hoy es domingo, 26 de febrero de 2017; 11:43 PM | Actualizado: 02 de febrero de 2017
Búsqueda de artículos
título
autor
Artículos en esta sección: 466 | ver otros artículos en esta sección »
Página

Introducción al cine. Lectura necesaria en su segunda edición

Odelín Sánchez Caballero, 23 de enero de 2017

En el año 2015 Ediciones ICAIC publicó un libro de la autoría del prolífico escritor Luis Álvarez Álvarez (Camagüey 1950) y Armando Pérez Padrón (Camagüey 1956) en su segunda edición, corregida y aumentada con un título didáctico: Introducción al cine (la primera edición había sido publicada en 2010 y actualmente está agotada).

Estos escritores tienen una vasta obra publicada. Del primero: Estrofa, imagen, fundación, la oratoria de José Martí (Premio Extraordinario de Ensayo, Casa de las Américas 1995); El Caribe en su discurso literario (2005,escrito en colaboración con Margarita Mateo Palmer y Premio Pensamiento Caribeño); Emilio Ballagas. Un  poeta neobarroco (2008); La crítica teatral en José Martí (2010); El pensamiento cultural en el siglo XIX cubano (2014, escrito en colaboración con Olga García Yero);  y La voz de Prometeo para una relectura de Julián del Casal (2015).

Por otra parte  Armando Pérez Padrón es master en Cultura Latinoamericana, especialista de la Oficina Permanente del Taller Nacional de Crítica Cinematográfica de Camagüey y coordinador general del comité organizador de dicho evento. Es reconocido su rol de divulgación y promoción del séptimo arte, lo cual se hace palpable en su labor como guionista  de programas televisivos, así como en  la dirección de las revistas Cinemas y Memorias. La Revista. En 2015 publicó Fernando Pérez, cine, ciudades e intertextos, en coautoría con Luis Álvarez.

En la literatura cubana relacionada con el cine se han publicado obras que orientan al cinéfilo. En este sentido podemos citar la obra de Arturo Agramonte editada en 1963, Orientaciones para el principiante de cinematografía, o el muy útil Diccionario de cine, de Rodolfo Santovenia, publicado por la editorial Arte y Literatura en 1999 y reimpreso en 2006 y 2998 por las ediciones ICAIC. Podemos contar también con Apreciación del cine, editado por un colectivo de autores de la editorial Félix Varela en 2005, este último dentro de una bibliografía puramente de estudio universitario. La obra en particular tiene la peculiaridad de articular un conocimiento que, ante la mirada del espectador, aparece disperso.

Introducción… tiene como objetivo fundamental que el público amante del cine comprenda las herramientas con las cuales se trabaja en este género creado en 1895 por los hermanos Lumiere. Al mismo tiempo se inscribe dentro de toda la abundante producción de las Ediciones ICAIC, que recibieron un impulso y aires de renovación gracias a la labor editorial del fallecido Premio Nacional de Edición, Pablo Pacheco.

El libro, con un diseño minimalista de Alejandro Escobar Mateo y editado por Vitalina Alfonso, consta en su segunda edición de seis capítulos y 348 páginas. A diferencia de la primera, esta incluyó 2 capítulos más y profundizó en el contenido de los restantes. Los dos capítulos añadidos se centran en la crítica cinematográfica y en el auge alcanzado por el audiovisual. Uno de ellos, el IV, dedicado al lenguaje del cine, resulta muy interesante debido a que son explicados con exhaustividad los recursos (originarios de  la literatura) en este tipo de narración, como la  sinécdoque, metonimia, prosopopeya, etc. Para que el lector visualice mejor lo que va aprehendiendo se toma como referencia a Blade Runner, de Ridley Scott, aunque también pasan por sus páginas ejemplos tomados de filmes de Fernando Pérez, Michelangelo Antonioni o Akira Kurosawa.

El cine como producto audiovisual puede ser disfrutado por todos, por lo que siempre es necesario tener como premisa ese pensamiento de Paulo Freire de que es imprescindible la alfabetización visual. En la actualidad la visualidad es centro de nuestra vidas, aún cuando estemos disfrutando de un espectáculo de oralidad, por lo que un sujeto de mirada crítica y descolonizada puede analizar, desde un guión o un diálogo, la diversidad de poéticas y estéticas existentes, los directores ya consolidados y los emergentes, la fotografía, hasta la calidad de los festivales y las muestras de cine, tomando como base el principio de la diversidad temática.

En la nota de contracubierta se aclara  que  el texto no es un diccionario, ni un manual, ni un estudio académico, y está despojado de todo dogmatismo. Aunque esto es muy cierto y es lo que se respira en sus páginas, sin duda alguna en Introducción… Luis Álvarez y Armando Padrón ponen el conocimiento académico alcanzado por ambos a disposición de los lectores al mostrar una de las aristas del trabajo de  promoción cultural. Pudiéramos resumir que sus autores pensaron en un público no entendido en materia de cine y lograron dialogar con los lectores en términos rigurosos de la especialidad sin caer en los extremos del tecnicismo.

Este es un texto que contribuye a enseñarnos a pensar el cine desde la  profundidad de su lenguaje. Para continuar sistematizando esta idea se necesita que más autores de la editorial ICAI piensen en obras de esta naturaleza y que se diversifique el acercamiento de los especialistas al público no especializado.

 

Editado por Yaremis Pérez Dueñas