Apariencias |
  en  
Hoy es martes, 11 de diciembre de 2018; 2:59 PM | Actualizado: 11 de diciembre de 2018
<< Regresar al Boletín
No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 9 No 8 No 7 No 5 No 6 No 4 No 3 No 2 No 1
Página

Atento a Karel Bofill Bahamonde

Virgilio López Lemus, 29 de diciembre de 2017

El poeta Karel Bofill Bahamonde (1986) nació en Checoslovaquia, en la actual República Checa, debido a la labor que allí realizaban sus padres, pero su obra y su vida se han desarrollado en su patria natural, Cuba. Se ha destacado mucho entre los integrantes de su promoción poética, debido al mismo sistema que emplean casi todos: los premios literarios. Él ha tenido buena fortuna y por esa vía ha publicado varios poemarios. Entre ellos, muy bueno me parece Matrioshkas (2010), de cuyo impulso lírico se benefician los posteriores Lo que era todos (2014), Ventana al trópico (2015). No sé si el arte de concursar está empujando a la tan joven promoción de poetas hacia la conformación de libros pequeños por sus volúmenes, pero intensos, capaces de conmover jurados.

Creo que es el caso de Matrioshkas, donde síntesis expresiva e ingenio ofrecen visión clara al talento comunicativo de Bofill. Sin que juegue con la poesía minimalista, haber armado el libro en forma de matrioska muestra lo que he llamado «ingenio», capacidad constructiva de un poemario que se va formando como los cascarones de las muñecas que integran el valioso juego de origen ruso. El poeta no sostiene el vacío interior sino la conformación visual de la muñeca pintada. Es ingenioso el procedimiento, porque ofrece denotación de significantes desde la propia estructura del conjunto lírico, dividido en ocho partes curiosamente formadas por una progresión de poemas desde uno en el primer núcleo hasta ocho al final, de modo que armó su juego lírico de menor a mayor, de adentro hacia afuera según el juego real de las matrioskas. Y esto es expresivo del juego de la poesía.

No sería suficiente si Bofill no cargase de lirismo sus textos. Y es lo que hace, el poeta va desde el texto sutil con intención política, como en «(en Cuba no hay mendigos)», o de fina ironía, como en «(mirando animados soviéticos)». El lenguaje no es complejo en el sentido barroco, porque emplea un tono cautamente conversacional, sin rebuscamientos tropológicos y estructuras oracionales de relativa sencillez, pero armónicas, bien dirigidas al contenido, a lo que suele ser llamado «el mensaje».

Para atenuar el matiz conversacional, Bofill apela a la reiteración de vocablos o de frases, como en «(fronteras interiores)», donde repite el primer verso, o, en otros casos, solo palabras como «cuando», o «mar», «madre»… El juego con las fechas (1930) muestra el afán de «jugar», del elemento lúdicro del conjunto, lo cual sintoniza muy bien con la suave ironía del cuaderno, a veces pronunciada, como en «(Poetas Prodigiosos Premiados)».

En Lo que era todo elimina los títulos de cada poema, lo cual le abre puertas a la sinfonía, al libro homogéneo, como si se tratase de un solo texto. En él, prefiere desplazarse a la pequeña anécdota, como en «yo voy con mi madre a recoger cartuchos», donde mejor se observa el modo vanguardista que elimina las mayúsculas y los signos de puntuación. Como Bofill sostiene esos rasgos en Ventana tropical, puede decirse con son voluntad estilística, como rasgo distintivo de su poesía. En este último poemario titula las secciones entre paréntesis, procedimiento que empleó en Matrioshkas. Todo ello manifiesta la voluntad formal del poeta, aunque en Ventana tropical el lenguaje sí utiliza variados recursos tropológicos y, por ello, da un paso de mayor complejidad expresiva que el alcanzado en sus libros anteriores. Pero de ninguna manera abandona la intención lúdicra, que se advierte mejor en esa conjunción de lenguaje, en este fragmento: «la mañana / con su lengua de sol / llega yme suspira / al oído has vuelto a descender». El enunciado «sencillo» requiere sintonía. Es el lector quien coloca «complejidad» con su lectura. Tal ardid comunicativo hace de los tres libros de Bofill un sorprendente juego, como quien echa las cartas y espera por la interpretación. Porque la sencillez en la voz no elimina el sentido ingenioso de la particularidad comunicativa, no es que al poeta le interese reproducir detalles de la realidad, sino jugar con ella como en un espejo. El poema refleja, no es la realidad objetiva, y desde el reflejo admira y canta a la circunstancia, a lo que de ella quiere cantar, «salvar», iluminarla como una singularidad.

Me parece que detrás de toda esta manera de jugar (juego de espejos, imágenes de la realidad transmutadas en poemas) hay fundamentos de interés filosófico, pero en función lírica, no de pensamiento organizado para la reflexión sobre el mundo, la vida social, las circunstancias. Veámoslo en este fragmento:


puedo escribir
porque este mar estalla
a mi lado y si el mundo
acaba no habré
dicho nada en mil
poemas o al menos
nada con suficiente
energía para cambiar
la Verdad una verdad
que existe y se opone al cielo
estrellado o la ley
moral de Kant […]


Sirve la cita también para observar que Bofill no estructura el texto por medio del sabido encabalgamiento, sino por el staccato, que es el picado del texto en versos que, sí, se encabalgan, pero lo que importa es ese picoteado a modo de ejecución musical, que obliga a una «lectura especial». Sobre la base de ello, la poesía de Bofill apela al ritmo, a la musicalidad, a la connotación sintáctica de la palabra que debe producir, en el conjunto, una vibración propia, particular, básica en el poema.

Claro que lo que él dice, importa, aunque creo que en la organización poética de Bofill hay que tener muy en cuenta cómo lo dice. Ese cómo, la fuerza formal en juego, es el elemento estilístico primordial del poeta. No se trata solo de decir, sino de cómo decirlo. Y no pretende solamente jugar con los vocablos, sino que hay un juego con finalidad lírica. El poeta Karel Bofill Bahamonde no es tan «sencillo» como su expresión pareciera, y las cualidades de su poesía lo significan, lo sitúan como una singularidad en el panorama poético cubano del inicio del siglo XXI.
 

 
Página
<< Regresar al Boletín Resource id #37
No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 10 No 9 No 8 No 7 No 5 No 6 No 4 No 3 No 2 No 1