Apariencias |
  en  
Hoy es martes, 30 de mayo de 2017; 5:30 AM | Actualizado: 29 de mayo de 2017
Búsqueda de artículos
título
autor
Artículos en esta columna: 84 | ver otros artículos en esta columna »
 
Página

Famoso pero desconocido

Emilio Comas Paret, 08 de mayo de 2017

Cuando uno llega al salón de protocolo del Palacio de la Revolución, lo primero que le sorprende es un bello vitral de estilo abstracto con ciertas características espaciales. La televisión lo presenta como fondo cada vez que el Presidente recibe a un visitante extranjero, pero muchos no saben quién es el autor de tan publicitada obra. Es el pintor cubano Mario Gallardo.

Mario Gallardo nació en La Habana en 1937. Estudió y se graduó de pintura y dibujo en la Escuela San Alejandro. Él mismo se declara un pintor de la ciencia ficción espacial, a la que llama macrocosmismo. Es además muralista, dibujante, grabador, diseñador de vitrales, diseñador gráfico e ilustrador de la prensa.

Ha realizado 80 exposiciones personales y participado en 340 colectivas. Su  obra  se encuentra  ubicada en 30 importantes museos nacionales e internacionales, y se ha presentado en 40 países de América, Europa, y Asia.

Tiene varios premios en el exterior, entre ellos la Medalla de Oro en la Segunda Trienal de Arte Contemporáneo Mundial  en Nueva Delhi, India; Medalla de Bronce y diploma en la Exposición Internacional del Libro en Leipzig, Alemania; Medalla de Bronce y diploma en la VII Bienal de Artes Gráficas en Brno, antigua Checoslovaquia; Premio Día de las Américas Integración Cultural Latinoamericana, en Santiago, Chile.

En Cuba ha recibido 15 premios nacionales, sobresaliendo el Primer Premio de Pintura Juvenil del Ministerio de Cultura, el Primer Premio Nacional de Pintura de la UNEAC,  el Primer Premio Nacional de Proyectos de Vitrales del Ministerio de Cultura, la medalla Distinción por la Cultura Nacional, y la medalla Al Mérito Artístico Raúl Gómez García.

En relación con  los vitrales tiene dos obras monumentales, la ya mencionada del Palacio de la Revolución titulada Sol de América, Revolución, y el vitral Universal, México el abrazo eterno, situado en el auditorio del Instituto Nacional de Migración de México. 

Al preguntársele sobre el macrocosmismo Mario Gallardo ha declarado:

... es cosmismo, concepto. Es el lenguaje estético y expresivo de mi concepción artística. Es también mensaje y contenido con propósitos definidos. Es mi cosmos para el cosmos. Es mi espacio atiborrado de signos y soluciones simbólicas. Es vibración, vida y movimientos de la presencia de la máquina en el espacio aéreo y cósmico. Es la máquina humanizada y los múltiples pretextos que encuentro para perpetuarla como idea en el plano visual y artístico. Es magnificencia o idealización para expresar la mano del hombre creador.

Es sin dudas, en mi obra, un resultado de la era  moderna. Herencia de mi época, presencia del siglo XX, donde le canto al hombre y a la creación de su genio científico, al optimismo en que se enlazan los avances del hombre y su pensamiento, con toda su potencialidad para perpetuar lo positivo y seguir avanzando en los sucesivos descubrimientos del Universo.

Es mi canto a la paz que exige nuestro planeta para la conservación de la vida humana y todo cuanto el hombre ha creado hasta hoy en pos del bienestar y el desarrollo.

Mario Gallardo fue vicepresidente de la Asociación de Artistas Plásticos de la UNEAC, hace unos años reside en México, pero visita su patria con frecuencia.

 

Editado por Yaremis Pérez Dueñas