Apariencias |
  en  
Hoy es martes, 17 de octubre de 2017; 9:23 AM | Actualizado: 16 de octubre de 2017
Chavarría Bastélica, Daniel Edmundo
Narrador
(1933 - )
Datos biográficos:

Autor prolífico de novelas, cuentos y periodismo político y literario, ha devenido en una figura destacada de la literatura contemporánea en lengua hispana, gracias a su maestría en el arte de fabular, entretejer atractivas tramas que combinan la aventura, el suspense, el policiaco, lo histórico, con un toque de picaresca; historias en las que los personajes, desde las primeras líneas, atrapan al lector, juegan con él, le imponen su ritmo, y en las que da muestra fehaciente del exquisito dominio de las técnicas narrativas, sin afectaciones elitistas, lo que le ha ganado el favor del público y la crítica.  «No soy un culterano —comenta el propio Chavarría—; trato de hacer una literatura que esté al alcance de amplios sectores de la población; pero con dignidad, sin caer en la estúpida lógica mercantilista».

Comienza su oficio de escritor entrado ya en la madurez que le propiciara la edad, la formación y las experiencias adquiridas durante una juventud trashumante y en procura de participación social, que lo llevara a radicarse en Cuba desde 1969, con una transparente simpatía por su pueblo y la Revolución: «Soy un ciudadano uruguayo pero un escritor cubano, porque aquí empecé a publicar, y porque este país, su gente y su gesta, son el tema central de mi obra».

Su carrera literaria se ha distinguido por la utilización combinada de las más modernas técnicas, con héroes populares de claro sello cubano, que se caracterizan por el enfrentamiento de igual a igual con los servicios de inteligencia de grandes potencias extranjeras, acuñando un estilo original y único. Entrevistado para una de las emisiones del programa Videoteca Contracorriente que realiza el Icaic, su interlocutor, el escritor, profesor y crítico Eduardo Heras León, le señalaba que desde Joy, su primera obra, había despertado la curiosidad y la admiración de los jóvenes y otros colegas, que encontraban en su narrativa un insospechado equilibrio entre el empleo de las técnicas literarias más recientes y la proyección abiertamente política del tema.

Como género novelístico Chavarría eligió el de intrigas políticas, convencido de que la épica revolucionaria requería una narración vinculada a la aventura, como lo han sido sus mejores exponentes en la literatura universal, ajenas a las simplistas o sucias tramas de espionaje.

Las atractivas novelas de Chavarría difunden con claridad aspectos muy diferentes y en gran medida desconocidos para los lectores, en particular los jóvenes, a cuya formación ha dedicado Daniel el grueso de su obra, en la que aparecen detalles sobre las castas militares y la Guerra Civil en España; se describen atrocidades de las dictaduras conosureñas del siglo xx; se expone la caída del zarismo en Rusia; se ilustran las facetas menos conocidas del movimiento guerrillero en América; se describe el drama social y el sufrimiento de los habitantes del nordeste brasileño y la tragedia ecológica del Amazonas; se desenmascara la doble fachada de Atenas: la heroica de Maratón y Salamina, y la expoliadora y tiránica de la Liga de Delos, por no mencionar las denuncias directas a sabotajes y actos de terrorismo del enemigo imperial.

Sus artículos políticos y ponencias en los Foros en Defensa de la Humanidad, se alinean con lo mejor del género, sea que denuncien las trapisondas del Alca, sea que desenmascaren las triquiñuelas contra los gobiernos revolucionarios de Venezuela o Ecuador, sea que pongan en evidencia la privatización de la enseñanza como mecanismo para garantizar la reproducción estricta de la clase dominante.

Por otra parte, Daniel Chavarría es un lingüista y filólogo de vasta cultura, habla con fluidez cinco idiomas; se ha desempeñado como traductor y fue profesor de latín, griego y literatura clásica en la facultad de Artes y Letras de la Universidad de la Habana; sin embargo, escribe para que todos lo entiendan. Su ficción tiene las mayores tiradas, pero está siempre agotada en librerías; su ambición estética apunta muy alto, pero su amenidad desvela a los lectores. Estas características han sido reconocidas por la crítica nacional e internacional que no han escatimado sus elogios.
Estamos, además, ante un estilista de vasto alcance en lengua española, que ha recreado con impecable veracidad la prosa cervantina del siglo xvii, que domina el dialectalismo, la dicharachería popular ingeniosa y las jergas lumpescas de varios países en nuestra región; brilla también por su audacia en el manejo de la sexualidad y la comedia popular sin vulgarismos ni groserías.

Sus obras han sido traducidas a varios idiomas y publicadas por diferentes sellos editoriales de Cuba y el mundo. Con frecuencia participa en concursos y eventos internacionales, como la Semana Negra de Gijón, de la novela policial en España. Ha incursionado en otras manifestaciones artísticas como el cine, la televisión y es miembro de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).



Premios y Distinciones:

Joy 
Premio Aniversario de la Revolución, La Habana, 1975.
Premio Capitán San Luis, a la mejor novela policiaca publicada en Cuba durante la década 70-80.

La sexta isla
Premio de la Crítica, La Habana, otorgado anualmente por el Ministerio de Cultura.

Allá ellos 
Premio Dashiell Hammett, Gijón, Asturias,1995, a la mejor novela policiaca en lengua española.

El ojo de Cibeles
Premio Planeta-Joaquín Mortiz, México, 1993.
Premio de Educación y Cultura, Montevideo, 1994.
Premio Ennio Flaiano, Pescara, 1998, a la mejor novela publicada en Italia en 1997 por un autor no europeo.
Premio de la Crítica, La Habana, otorgado anualmente por el Ministerio de Cultura.

Adiós muchachos

Premio Edgar Allan Poe, New York, 2002, otorgado por la Mystery Writers of America a la mejor novela policiaca publicada en EE.UU., durante el año 2001 (único autor latino que ostenta esta distinción).

El rojo en la pluma del loro 
Premio Casa de las Américas, La Habana, 2000.
Premio de la Crítica, La Habana, otorgado anualmente por el Ministerio de Cultura.

Viudas de sangre
Premio Alejo Carpentier, La Habana, 2004.

Príapos
Premio Camilo José Cela 2003, del Ayuntamiento de Palma de Mallorca, España, 2003.

Plaff o Demasiado miedo a la vida (guion cinematográfico)
Premio Caracol por Mejor guion.

Ha recibido en varias ocasiones el Premio «Puertas de Espejo», que se confiere cada año a la novela más solicitada en la red nacional de bibliotecas públicas.

Cuenta, además, con la Distinción por la Cultura Nacional y otros galardones otorgados por el Ministerio de Cultura de Cuba, el Ministerio del Interior y la Fundación Alejo Carpentier.

En el año 2010 obtuvo el Premio Nacional de Literatura en Cuba, por la obra de toda una vida, y su equivalente en Uruguay: el Bartolomé Hidalgo.



Bibliografía activa:
  • Allá ellos (novela), 1991
  • El ojo dyndimenio (novela), 1993
  • Joy (novela), 1978, 1979,1983, 1986
  • Completo Camagüey (novela), 1983, 1990
  • Primero muerto (novela), 1986
  • La sexta Isla (novela), 1984
  • El ojo dyndimenio o El ojo de Cibeles, 1993
  • Adiós muchachos, 1994
  • Contracandela, 1994
  • Aquel año en Madrid, 1999
  • El rojo en la pluma del loro, 2001
  • Viudas de sangre, 2004
  • Una pica en Flandes, 2004
  • Príapos o Lo que dura dura, 2005
  • Y el mundo sigue andando (Memorias), 2009
  • La piedra de rapé, Ediciones Cubanas, 2013
  • Don Sendic de Chamangá, Santillana, Montevideo, 2013
  • Cuentos para ser oídos (audiolbro), Editorial Cubaliteraria y Ediciones Cubanas, 2013

Autor también de:

- Presencia latinoamericana
- Hacer; Primero muerto (en ruso)
- Cuba (él y Justo Vasco)
- Judozhestoemmaya
- La frontera del deber
- Manual de Latín III-IV
- Voces del silencio (antología de exiliados uruguayos)

Por otra parte, los lectores han podido disfrutar de sus incursiones en el arte de la narración más breve en El aguacate y la virtud; Cuentos para ser oídos, Ediciones Cubanas, 2012 y Cuentos clásicos, Editorial Sanlope, para la Feria 2013.

Otros cuentos suyos han aparecido en publicaciones extranjeras: "El palacio de cristal"; "El joven de la cara cortada"; "Ni la menor idea"; "El desmemoriado"; "Por culpa de un jodido bicho español"; "El ángulo recto de 75 grados"; "El silencio de los pitagóricos"; "La oncena regla de la mafia"; "Un soplo y una sombra"; "A todo tren"; "Tortilla escalonada" y "Ojo con la polisemia".

En tanto, otras obras complementan una vida autoral no solo dedicada a la narrativa, tal es el caso de su aporte a la literatura docente con el Manual de Latín III-IV y al periodismo literario —Tabaco; Azúcar; El Papa en Cuba; El más fuerte de los eruditos; Mi Brasil; A la mesa del bisnono; Para avión chiquito, pistola chiquita; Ecos del mundial de fútbol: la garra charrúa y otras yerbas—, o al político —Carta a mis amigos de la izquierda europea; Lo que no hay en Cuba; Contra la mentira mediática; Los derechos humanos en Cuba y la hipocresía de Occidente; La Revolución Bolivariana en Zugzwang; El gobierno de José Martí; Obama y sus niñas; Fidel: suspicacia y escudería humana; Bildenberg, Sajárov y Obama; Pactos militares apuntan al corazón de Nuestra América; Las hormonas de Correa; Gone with the change; Por tubería—, por citar algunos ejemplos, a los que se unen guiones para producciones cinematográficas o de televisión: Plaff o Demasiado miedo a la vida, en colaboración con el director Juan Carlos Tabío (premio Coral de guion en el Festival del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana, 1988 y Gran Premio de largometrajes en el Festival Latino de Nueva York, 1989); La frontera del deber, guion de seis capítulos para la serie televisiva cubana filmada en 1986, en colaboración con Guillermo Rodríguez Rivera; Adiós muchachos, adaptación al cine de la novela homónima para un largometraje francés y Pounce the Tiger, guion para cine (en inglés), en colaboración con el director franco-argentino Laszlo Papas.

[Los datos han sido tomados de diversas fuentes, pero agradecemos en particular la generosidad de Hilda, esposa de Chavarría, por sus importantes contribuciones.]

Edición: Sandra Rossi Brito

Edición web: Nora Lelyen Fernández



La información sobre los autores provista en estas páginas ha sido compilada por CubaLiteraria a partir de datos suministrados por el Instituto de Literatura y Lingüistica , el Instituto Cubano del Libro y los propios autores. Los autores podrán enviar nuevos datos para sus fichas a la dirección electrónica: autores@cubaliteraria.cu