Apariencias |
  en  
Hoy es martes, 30 de mayo de 2017; 5:29 AM | Actualizado: 29 de mayo de 2017
Villaverde, Cirilo
Narrador
(1812 - 1894)
Datos biográficos:

Cursó las primeras letras en San Diego Núñez, pueblo cercano al lugar de su nacimiento. En 1823 pasó a La Habana, donde cursó la primera enseñanza en la escuela de Antonio Vázquez y latín en el colegio del padre Morales, en el que inició su amistad con José Victoriano Betancourt. Estudió filosofía en el Seminario de San Carlos y dibujo en la Academia San Alejandro. En 1834 recibió el título de Bachiller en Leyes. Trabajó en los bufetes de Córdoba y de Santiago Bombalier, pero pronto abandonó estas labores para dedicarse al magisterio y la literatura. Fue maestro en el Colegio Real Cubano y en el de Buenavista, ambos de La Habana, así como en La Empresa, de Matanzas. Comenzó a publicar en la Miscelánea de útil y agradable recreo en la que aparecieron sus novelas “El ave muerta”, “La peña blanca”, “El perjurio” y “La cueva de Taganana”. Asistió a las tertulias literarias de Domingo del Monte y continuó publicando sus narraciones y trabajos críticos en diferentes publicaciones periódicas, como Recreo de las Damas, Aguinaldo Habanero, La Cartera Cubana, Flores del Siglo, La Siempreviva, El Álbum, La Aurora, El Artista, Revista de La Habana. Formó parte de la redacción del Faro Industrial de La Habana, en el que publicó los cuentos “El ciego y su perro” (1842) y “Generosidad fraternal” (1846). Desde ese año se hizo sospechoso al gobierno español por sus ideas separatistas. Por su participación en la conspiración de Trinidad y Cienfuegos fue detenido en 1848 y condenado a presidio. Al año siguiente pudo escapar y trasladarse a Nueva York, donde trabajó como secretario de Narciso López hasta la muerte de éste. En dicha ciudad fue colaborador y más tarde director del periódico separatista La Verdad. En Nueva Orleans publicó El Independiente. En 1854 pasó a Filadelfia. Allí se dedicó a la enseñanza del español y contrajo matrimonio con la activa conspiradora Emilia Casanova, en 1855, A fines de ese año se trasladó a Nueva York, donde trabajó como profesor de español en el colegio de M. Peugne. Más tarde se dedicó a la enseñanza privada. En 1858, al amparo de una amnistía concedida por el gobierno español, viajó a La Habana. Dirigió la imprenta La Antilla, fue codirector y redactor del periódico literario La Habana, (1858-1860) y colaboró en Cuba Literaria. Apadrinó la publicación de los Artículos, de Anselmo Suárez y Romero. Regresó a Nueva York en 1860. Trabajó como redactor en La América (1861-1862) y en el Frank Leslie's Magazine. En 1864 abrió, con la colaboración de su esposa, un colegio en Weehawken. Al año siguiente formó parte de la Sociedad Republicana de Cuba y Puerto Rico, en cuyas Publicaciones colaboró. Dirigió La Ilustración Americana (1865-1869). Al estallar la Guerra de Independencia en 1868, se sumó a la junta revolucionaria establecida en Nueva York. Dirigió El Espejo desde 1874 y colaboró en La Familia, El Avisador Hispanoamericano, El Fígaro y Revista Cubana. Hizo breves viajes a Cuba en 1888 y 1894. Escribió la “Advertencia” y las “Notas” al folleto de Saco, Cuestión de Cuba, y prologó la Colección de artículos satíricos y de costumbres, de José María de Cárdenas. Tradujo al español Autobiografía de David Cooperfield (La Habana, 1857), de Charles Dickens; El tamborcito; o, Amor filial. Libro de lectura para niños (La Habana, Imp. Soler, [l857?]; la novela La hija del avaro (La Habana, 1859); Historia del primer año de la Guerra del Sur (Nueva York, Imp. de L. Hauser, 1863), de Eduardo A. Pollard, y María Antonieta y su hijo (Nueva York, D. Appleton, 1878), novela histórica de Luisa Muhlbach, seudónimo de Clara Mundt. Se dice que también tradujo Los miserables, de Víctor Hugo, y que cultivó la poesía. Ha sido traducido al ruso, inglés, francés y alemán. Su novela Cecilia Valdés ha sido llevada al cine y sirvió de base a la zarzuela del mismo nombre, de Gonzalo Roig. Usó los seudónimos El ambulante del Oeste, Un contemporáneo, Simón Judas de la Paz, Sansueñas. También firmó trabajos con la inicial de su apellido.
Según un conocido aserto, “clásico” es aquel libro que cada generación de lectores hace suyo, mediante un proceso de reactualización, misterioso a veces. Esa capacidad para renovarse es uno de los méritos de Cecilia Valdés o la Loma del Ángel, la célebre historia de la mestiza que parece blanca. Crónica de época, alegato en contra de la esclavitud, relación de costumbres, como admite el propio autor, el texto de más abolengo de todo el siglo XIX cubano, sigue siendo el clásico por excelencia, el que fusiona argumento y lenguaje, sentido nacional y tono que ahora llamaríamos sociológico. Cirilo Villaverde atinó con un monolito que rebasa, inclusive, sus propias ideas acerca de algunos temas caros a su época. Hasta cuando pudiera parecer que se ase a ciertos lugares comunes —en el sentido histórico o en el lexical— su novela irradia originalidad y engendra  prototipos que violentan los límites librescos y se vuelven leyenda.



Bibliografía activa:
  • El espetón de oro (novela cubana), La Habana, 1838; La Habana, 1839; La Habana, 1859.
  • Cecilia Valdés; o, La Loma del Ángel (novela cubana) T. 1, La Habana, 1839.
  • Teresa (novela original), La Habana, 1839.
  • La joven de la flecha de oro. Historia habanera, La Habana, 1841, Matanzas, 1841.
  • La joven de la flecha de oro. Pról. de Mario Parajón, La Habana, 1962.
  • Compendio geográfico de la Isla de Cuba, La Habana, 1845.
  • Comunidad de nombres y apellidos (novela original), La Habana, 1845.
  • El librito de cuentos y las conversaciones, La Habana, 1847; 1847.
  • El librito de los cuentos (obra escrita espresamente para servir de testo de lectura a niños de siete a diez años de edad). 3a. ed, La Habana, 1857.
  • General López the cuban patriot , Nueva York, 1851.
  • El señor Sacc con respecto a la Revolución de Cuba,Nueva York, Imp. de La Verdad, 1852.
  • Dos amores (novela original cubana), La Habana, 1858; Barcelona, 1887; Introd. de A. M. Eligio de la Puente, La Habana, 1930 (Colección de libros cubanos, 14).
  • La revolución de Cuba vista desde Nueva York (informe redactado en julio último para su remisión al Presidente de la República Carlos Manuel de Céspedes, y anotado a tiempo de su publicación en esta fecha), Nueva York, 1869.
  • Apuntes biográficos de Emilia Casanova de Villaverde. Escritos por Un contemporáneo (seud.), Nueva York, 1874.
  • Cecilia Valdés; o, La loma del Ánge (novela de costumbres cubanas), Nueva York, Imp. de El Espejo, 1882; La Habana, 1903; Id., 1908; Id.,1915; La Habana, 1923; Cárdenas (Matanzas), 1926; La Habana, 1926; La Habana, 1941; La Habana, 1941; Ed. crítica y notas por Esteban Rodríguez Herrera, La Habana, 1953; Lima, Torres Aguirre, 1959; La Habana, 1964; Introd. y notas de Olga Blonder Tudisco y Anthony Tudisco, Nueva York, 1971; La Habana, 1972. 2 t.
  • El penitente (novela histórica cubana), New York, Manuel M. Hernández, editor, 1889; La Habana, Biblioteca de Cuba Intelectual, 1912; La Habana, Imp. La Discusión. 1918.
  • El penitente (novela de costumbres cubanas), La Habana, 1925.
  • El guajiro (cuadro de costumbres cubanas), La Habana, Imp. La Lucha, 1890.
  • Palenques de negros cimarrones. Introd. del Diario oficial del rancheador de cimarrones D. Francisco Estévez, en el quinquenio de 1837 a 1842, cafetal último esfuerzo, lomas de S. Blás, partido de S. Diego de Núñez. San Antonio, La Habana, 1890.
  • Excursión a la Vuelta Abajo, La Habana, 1891; Excursión a Vueltabajo, La Habana, Consejo Nacional de Cultura, l96l.
  • La tejedora de sombreros de yarey y La peineta calada.


Bibliografía pasiva:
  • Acosta, Alberto. “Cirilo Villaverde”, en su Reliquia heroica. Historia de una bandera, La Habana, 1953, p. 100-104.
  • Aguirre, Yolanda. “Leonardo de Gamboa y la juventud cubana de su tiempo”, en Universidad de la Habana, La Habana. 32 (192): 147-161, oct-dic., l968.
  • Armas, Juan Ignacio de. “Cecilia Valdés”, en El Museo, La Habana, 2 (47 y 49): 133-134 y 149-150, oct. 21 y nov. 4, 1883.
  • resp. Arroyo, Anita. “Cirilo Villaverde y su novela”, en Los forjadores de la conciencia nacional. T. 3, La Habana, Editorial Lex, 1952, p. 161-175 (Cuadernos de la Universidad del Aire, 45).
  • Arrufat, Antón. “Cirilo Villaverde: Excursión a Vueltabajo”, en Casa de las Américas, La Habana, 2 (10): 133-140, ene.-feb., 1962.
  • Baraona, Javier. “Itinerario de Cecilia Valdés. I y II”, en Carteles, La Habana, 31 (18 y 19): 14-17 y 25-28, abr. 30 y may. 7, 1950.
  • resp. Bueno. Salvador. “Cirilo Villaverde, creador de Cecilia Valdés”, en su Figuras cubanas. Breves biografías de grandes cubanos del siglo XIX, La Habana, Comisión Nacional Cubana de la UNESCO, 1964, p. 223-235; “Cirilo Villaverde y su novela máxima”, en Revista de la Biblioteca Nacional “José Mart” , La Habana, 3a. época, 17, 66 (1): 145-150, ene.-abr., 1975.
  • Carbonell, José Manuel. “Cirilo Villaverde (1812-1894)”, en su La prosa en Cuba. Recopilación dirigida, prologada y anotada por [...]. T. 2, La Habana, Imp. Montalvo y Cárdenas, 1928, p. 17-18 (Evolución de la cultura cubana. 1608-1927, 13).
  • Castellanos, José Francisco. Del Monte y Villaverde en Cecilia Valdés, La Habana, Imp. P. Fernández, 1947.
  • ”Cirilo Villaverde y Cecilia”. en Verde Olivo, La Habana, 11 (43): 63, oct. 25, 1970.
  • Claro Valle, Clara del, seud. de José de la Luz León. “¿Imitó Queiroz a Cirilo Villaverde?”, en El Mundo, La Habana, 66 (22 156): 2, mar. 21, 1968.
  • ”Comunicados. Literatura”, en Faro Industrial de La Habana, La Habana, 3 (270): 2, sep. 29, 1843.
  • Costales M. “Teresa, novela original por Cirilo Villaverde”, en Diario de La Habana, La Habana, (87): 2, mar. 29, 1839.
  • Compendio geográfico de la Isla de Cuba, por Cirilo Villaverde. [...]”, en Faro Industrial de La Habana, La Habana, 5 (125): 2, may. 4, 1845.
  • Cruz, Manuel de la. “Cirilo Villaverde”, en su Cromitos cubanos. (Bocetos de autores hispanoamericanos), La Habana, Est. Tip, La Lucha, 1892, p. 189-211.
  • Cecilia Valdés (impresión)”, en su Literatura cubana, Madrid, Editorial Saturnino Calleja, 1924, p. 193-200 (Obras de Manuel de la Cruz, 5).
  • Deschamps Chapeaux, Pedro. “Autenticidad de algunos negros y mulatos de Cecilia Valdés”, en La Gacela de Cuba, La Habana, (81): 24-27, feb.-mar., 1970.
  • ”Tonad”, en La Gaceta de Cuba, La Habana, (86): 15, oct., 1970.
  • Dobuen, Álvaro S. “Pequeñas biografías. Cirilo Villaverde, el novelista”, en Carteles, La Habana, 34 (18): 63, may. 3, 1953.
  • ”Documentos relacionados con la actuación política de Sebastián Alfredo de Morales, Cirilo Villaverde y otros distinguidos cubanos”, en Boletín del Archivo Nacional, La Habana, 43: 205-209, 1944.
  • Dorr, Nicolás. “Cecilia Valdés: ¿novela costumbrista o novela histórica?”, en Unión, La Habana, 9 (1): 157-162, mar., 1970.
  • ”Espediente relativo a un papel impreso titulado La Verdad, aparecido en Alacranes”, en Boletín del Archivo Nacional, La Habana, 17 (4): 427-433, jul.-ago., 1918.
  • Esténger, Rafael. “La musa de Cirilo Villaverde”, en su Los amores de cubanos famosos. (Miniaturas biográficas), La Habana, Editorial Alfa, 1939, p. 65-73.
  • Fernández Villa-Urrutia, Rafael. “Para una lectura de Cecilia Valdés”, en Revista Cubana, La Habana, 31: 31-43, ene.-mar., 1957.
  • Flores, Ángel. “Cirilo Villaverde”, en su Historia y antología del cuento y la novela en Hispanoamérica, New York, Las Américas Publishing, 1959, p. 51-53.
  • Friol, Roberto. “La novela cubana en el siglo XIX”, Unión, La Habana, 6 (4): 178-207, dic., 1968.
  • García Benítez, Francisco. “Dionisio, un cimarrón urbano”, en Jigüe. Holguín (Oriente), 1 (1): 5-8, abr., 1969.
  • García Vega, Lorenzo. “Cirilo Villaverde”, en su Antología de la novela cubana, La Habana, Ministerio de Educación. Dirección General de Cultura, 1960, p. 23-24.
  • Geado, Juan J. Un novelista pinareño: Cirilo Villaverde, La Habana, 1929.
  • Gómez y Martínez, Luis. Cirilo Villaverde. Reflexiones a propósito de su personalidad literaria, resumida en su inmortal novela de costumbres Cecilia Valdés o La loma del Ángel, La Habana, Imp. y Papelería de Rambla, Bouza, 1927.
  • ”Homenaje a Cirilo Villaverde”, en Cuba en la UNESCO, La Habana, 3-5, mar., 1964.
  • Kutieschkova. Vera. “Libros de autores latinoamericanos en la 'Biblioteca de la novela histórica'”, en Literatura Soviética, Moscú, (4): 179-180, 1965.
  • Leante, César. “Cecilia Valdés, espejo de la esclavitud”, en Casa de las Américas, La Habana, 15 (89): 19-25, mar. abr., 1975.
  • León, José de la Luz. “Un episodio contado por dos autores”, en El Mundo, La Habana, 66 (21 932): 4, jul. 2, 1967.
  • ”Villaverde y Mercedes de Santa Cruz”, en El Mundo, La Habana, 66 (21 935): 4, jul. 6, 1967.
  • ”El librito de los cuentos y las conversaciones”, en Faro Industrial de La Habana, La Habana, 7 (135): 1, jun. 16, 1847. /
  • Libros, La joven de la flecha de oro, de Cirilo Villaverde”, en Pueblo y Cultura, La Habana, (10): [s.p.], 1963.
  • Lufríu y Alonso, René. “Una nueva edición de Cecilia Valdés”, en El Fígaro, La Habana, 41 (1): 10-11, ene. 6, 1924.
  • Martí, José. “Cirilo Villaverde”, en su Obras completas T. 5, La Habana, Editorial Nacional de Cuba, 1963, p.241-243.
  • Martínez Bello, Antonio. “Glorias de Cuba. Cirilo Villaverde y la novela cubana”, en Carteles, La Habana, 29 (44): 25, 58, oct. 31, 1948.
  • Meza, Ramón. “Cirilo Villaverde”, en Revista de la Facultad de Letras y Ciencias de la Universidad de la Habana, La Habana, 12 (2): 210-217, mar., 1911.
  • ”Miscelánea. Pocos ejemplares de Cecilia Valdés”, en Revista de Cuba, La Habana, 15: 384, 1884.
  • Morúa Delgado, Martín. Las novelas del Sr. Villaverde, La Habana, A. Álvarez, 1892.
  • Nunn, Marshall E. “Las obras menores de Cirilo Villaverde”, en Revista Iberoamericana, México, D. F., 14 (28): 355-362, oct., 1948.
  • ”La primera novela cubana”, en Américas, Washington, 39 (1): 30-34, 1953.
  • ”La opinión de Pérez Galdós y Manuel de la Cruz. Cecilia Valdés. Impresión”, en La Ilustración Cubana, La Habana, 3 (17): 184, 186-188, jun. 20, 1887.
  • Pardo Pimentel, Nicolás. “La joven de la flecha de oro [...]”, en Noticioso y Lucero de La Habana, La Habana, 9 (165): 2-3, jun. 15, 1841.
  • Peñalver Moral, Reinaldo. “¿Será esta la tumba de Cecilia Valdés?”, en Bohemia, La Habana, 66 (50): 30-33, dic. 13, 1974; “Leonardo Gamboa (el verdadero) no murió asesinado”, en Bohemia, La Habana, 67 (9): 4-9, feb., 1975.
  • Remos, Juan J. “La afirmación cubana en la novela del siglo XIX: Villaverde y Suárez y Romero”, en Afirmaciones cubanas. T. 1, La Habana, Talleres de Editorial Lex, 1950, p. 41-51 (Cuadernos de la Universidad del Aire, 20).
  • Rodríguez García, José A. “Sobre Villaverde y su Cecilia Valdés”, en Cuba Intelectual, La Habana, 2a. época (2): [s.p.] jul., 1909.
  • Rodríguez Herrera, Esteban. “Cecilia Valdés o La Loma del Ángel, estudio crítico.” (Este folleto es un “aparte” tomado de la novela Cecilia Valdés, ed. crítica), La Habana, Editorial Lex, 1953.
  • Sánchez, Julio C. “La sociedad cubana del siglo XIX a través de Cecilia Valdés”, en Cuadernos Americanos, México, D. F., 175 (2): 123-134, mar.-abr., 1971.
  • Sánchez, Miguel Ángel. “Cecilia Valdés, un comentario”, en Taller Literario, Santiago de Cuba, (11): 19-20, dic., 1966.
  • Sánchez Vignot, Roberto. “El vestuario en Cecilia Valdés”, en Taller Literario, Santiago de Cuba, (10): 10, sep., 1966.
  • Santovenia y Echaide, Emeterio Santiago. Cirilo Villaverde, La Habana, Imp. Cubana, 1911; “Cirilo Villaverde”, en El Fígaro, La Habana, 35 (34): 1040, 1918.
  • Personajes y paisajes de Villaverde. Discurso de ingreso en lo Sección de Literatura de la Academia Nacional de Artes y Letras, pronunciado en sesión solemne el 5 de mayo de 1955. Discurso de contestación de Juan J. Remos, La Habana, 1955, La Habana, Seoane Fernández, 1955.
  • Suárez, A. “Sobre la crítica de La joven de la flecha de oro”, en Noticioso y Lucero, La Habana, 8 (204): 2, jul., 23, 1840.
  • Tejera, Diego Vicente. “Cecilia Valdés”, en Revista Cubana, La Habana, 4: 534-541, 1886.
  • Torre, José María de la. “Al Sr. D. Cirilo Villaverde” y “Compendio geográfico de la Isla de Cuba”, publicado por D. Cirilo Villaverde», en Faro Industrial de La Habana, La Habana, 6 (65 y 66): 2-3 y 2-3, mar. 6 y 7, 1846, resp.
  • Torriente, Loló de la, La Habana de Cecilia Valdés, La Habana, J. Montero, editor, 1946.
  • ”Cirilo Villaverde y la novela cubana”, en Universidad de la Habana, La Habana, (91-93): 179-194, jul.-dic., 1950.
  • Trujillo, Enrique. “Cirilo Villaverde”, en su Álbum de El Porvenir, New York, 3: 37-41, 1892.
  • Varona y Pera, Enrique José. “El autor de Cecilia Valdés”, en El Fígaro, La Habana, 10 (39): 514, nov. 4, 1894.
  • ”Revista de libros Los crímenes de Concha, por Francisco Calcagno, Mi tío el empleado, por Ramón Meza y Dos amores, por Cirilo Villaverde”, en su Artículos. Selección y pról. de Aureliano Sánchez Arango, La Habana, Ministerio de Educación. Dirección de Cultura, 1951, p. 52-61 (Grandes periodistas cubanos, 10).
  • Vázquez Rodríguez, Benigno. “Cirilo Villaverde”, en su Precursores y fundadores. Pról. de Néstor Carbonell, La Habana, Editorial Lex, 1958, p. 74-75.
  • Vivanco Idelfonso. “Novedades artísticas, hijiénicas y literarias”, en Repertorio de Conocimientos Útiles, La Habana: 185-186, 1840.
  • Ximeno, José Manuel. “Papeletas bibliográficas de Cirilo Villaverde”, en Revista de la Biblioteca Nacional José Martí, La Habana, 2a. serie, 4 (2): 133-153, abr.-jun., 1953.
  • Young, Robert James, La novela costumbrista de Cirilo Villaverde. Tesis que presenta [...] para optar el grado de maestro en letras en español, México, D. F., Impresora Económica, 1949.


La información sobre los autores provista en estas páginas ha sido compilada por CubaLiteraria a partir de datos suministrados por el Instituto de Literatura y Lingüistica , el Instituto Cubano del Libro y los propios autores. Los autores podrán enviar nuevos datos para sus fichas a la dirección electrónica: autores@cubaliteraria.cu