PREMIO NACIONAL DE LITERATURA
Bibliografia Biografia Prosas Manuscritos Poemas
 

Mi nombre es Eliseo Diego. Soy, de oficio, poeta, es decir: un pobre diablo a quien no le queda más remedio que escribir en renglones cortos que se llaman versos. Y lo hago no por vanidad o por el deseo de brillar, o qué sé yo, sino por necesidad, porque no me queda más remedio que escribir estas cosas que se llaman poemas.

(3.8 MB, MPEG)
Fragmento del video
Las cuatro estaciones de Eliseo Diego

 




Es uno de los más grandes poetas que hay en la lengua castellana.
Gabriel García Márquez



El humo diviniza la imagen de Eliseo en su discurso inaugural de En la Calzada de Jesús del Monte, cuando el incienso opulento y sobrio hace escaladas y la espiral definitiva de esa lectura queda adherida a la hidra matriz de la poesía.
José Lezama Lima



Muchos son, ya se ve, los méritos de Eliseo. Su mérito mayor, sin embargo, es no haberse envanecido nunca de sus méritos, y haberse declarado siempre un simple artesano de la palabra, alguien que hace poemas como otros hacen muebles o zapatos, pero eso sí, con la infinita atención, delicadeza y esmero con que debieran trabajar todos los artesanos y todos los hombres. Su lección de humildad es al mismo tiempo una lección de responsabilidad. Su culto de la forma es su mayor culto a la patria y a los héroes. En ninguna página salida de sus manos hallaremos nunca una gota de chapucería. Todas las páginas que han salido de su corazón y de sus manos, y con ellas el poeta mismo, constituyen un orgullo para quien tuvo el privilegio de iniciarse con él en la aventura
de las letras, desde las aulas escolares.
Cintio Vitier



Eliseo Diego es una de las personalidades literarias más completas
y brillantes de la historia de la literatura,
no solamente contemporánea, ni de la literatura cubana,
es una figura representativa dentro de la lengua española.
José Antonio Portuondo



Adentrándose en las cosas más humildes, en el polvo, en la pobreza misma, la poesía de Eliseo Diego llega a erigirlas. Mas el alma no erige, sino que recoge; no construye, sino que abraza; no fabrica, sino que sueña. Poesía la de Diego, que resulta tan sólo de una simple acción: prestar el alma, la propia y única alma, a las cosas para que en ellas se mantengan en un claro orden, para que encuentren la anchura del espacio y el tiempo, todo el tiempo
que necesitan para ser y que en la vida no se les concede.
María Zambrano



Eliseo Diego es uno de los mayores poetas con los que actualmente cuenta nuestra lengua,
quizás el más refinado, el más «arcaico», por ello el más puro y sencillo. Es un placer estético en sentido más alto leer su poesía, como lo es escuchar una música de cámara construida
con unos cuantos instrumentos perfectos.
Jaime Labastida



En la poesía de Eliseo Diego, lo que con mayor fuerza me atrae y más hondamente despierta mi admiración, es su poder de acercarse a lo cotidiano y simple con palabras de una pureza inaugural, intemporal y originada en las más entrañables corrientes del idioma.
Álvaro Mutis



Resulta demasiado fácil atribuir solo a la balcanización cultural de nuestros países un hecho tan absurdo como la escasa difusión que Eliseo ha tenido hasta ahora fuera de Cuba. [...]
La simple omisión pasa a convertirse en profunda injusticia si se conoce un libro como En la Calzada de Jesús del Monte (1949), que por cierto no propone una inversión estallante de la realidad ni se adhiere a ninguno de los diversos entusiasmos que con frecuencia embargan a los cronistas literarios de esa misma realidad. En la Calzada de Jesús del Monte es un libro fundamental, ejemplar en más de un sentido, y considero que, en la irradiación a las más jóvenes promociones cubanas, su lección de autenticidad es verdaderamente inapreciable.
Mario Benedetti



La muerte era lo único que faltaba a Eliseo Diego para convertirse en leyenda
de la poesía latinoamericana.
Octavio Paz

 
 
Redacción Editorial: Luis Rafael Corrección Editorial: Nora Lelyen Diseño Web: Pavel Alfonso