Cronología
Bibliografía
Obras
Galería
 
Poesía
Narrativa
Ensayo
Traducciones
Revistas
Antologías
Entrevistas
Epistolario

Inicio
Bibliografía activa | pasiva

Revistas

"Nos conocíamos Ángel Gaztelu, Guy Pérez Cisneros, Gastón Baquero, Virgilio Piñera, Justo Rodríguez Santos, y el momento era propicio para hacer revistas. Casi todos los escritores jóvenes tenían el mismo desenvolvimiento, y en sus revistas está la verdadera historia del espíritu. No me imaginaba que lo que andando el tiempo se convirtiera en lo que fue, hubiese surgido con notoria indiferencia. Era el espíritu venciendo una coraza de dificultades. (...) La raíz de Verbum, de Espuela de Plata, de Nadie Parecía, de Orígenes fue la amistad, el trato frecuente, la conversación, el paseo inteligente. Estábamos muy al lado de los pintores Lozano, Mariano, Portocarrero, y de los músicos, Ardévol, primero, Julián Orbón, después. Esta amistad estaba por encima de hacer o no hacer revistas, porque las revistas fueron desapareciendo y la amistad ha subsistido (...) Pero en la raíz del grupo de pintores, músicos, escritores, estaba implícito en todos ellos la tendencia a la universalidad de la cultura, a la búsqueda de nuestro paisaje ..."
José Lezama Lima (Recopilación de textos sobre J. L L.., p. 14-15)


Verbum fue el órgano oficial de la Asociación de Estudiantes de Derecho de la Universidad de La Habana. Solo se hicieron tres números, desde el mes de junio hasta noviembre de 1937. Su director era René Villanovo, y José Lezama Lima, su secretario. En el consejo de redacción se encontraban: Manuel Lozano Pino, Manuel Menéndez Massana, Felipe de Pazos, Antonio Martínez Bello, Antonio S. de Bustamante y Guy Pérez de Cisneros. En el "Inicial" que aparece en el primer número, expresaban: "No hay duda alguna que nuestra Universidad en su fase actual —consecuencia de etapas sucesivas de ociosas vacaciones y de entusiasmos superficiales—, atraviesa el momento subrayable en que el dolor de no haber sabido articular su expresión, empieza a recorrerla. Es ya un claro signo. Quisiera la revista Verbum, ir despertando la alegría de las posibilidades de esa expresión, ir con silencio y continuidad necesarias reuniendo los sumandos afirmativos para esa articulación que ya nos va siendo imprescindible, que ya es hora de ir rindiendo".
En Verbum se publicaron poemas y breves ensayos. De Lezama Lima aparecen cinco textos, entre ellos -en el segundo número-, Muerte de Narciso. Colaboraron en sus páginas Emilio Ballagas, Ángel Gaztelu, Luis Amado Blanco, Eugenio Florit, Ramón Guirao. También encontramos en sus índices los nombres de Juan Ramón Jiménez y Eugenio D´Ors.
Fue en esta revista donde se comenzaron a articular las inquietudes literarias y estéticas de ese grupo generacional que encabezó José Lezama Lima. Según el propio Lezama "Verbum captó la fuerza inicial de esa generación que continuó expresándose en Espuela de Plata, Nadie Parecía y Orígenes".


En 1939 José Lezama Lima conoce a Gastón Baquero, Cintio Vitier y Eliseo Diego y se configura lo que el poeta llamó la generación de Espuela de Plata, luego generación de Orígenes. A menos de dos años de desaparecida Verbum, sale el primer número de Espuela de Plata.

Espuela de plata se subtituló "Cuaderno bimestral de arte y poesía" y oscilaba entre las dieciséis y las veinte páginas, con un formato alargado y elegante. Su primer número corresponde al bimestre agosto-septiembre de 1939, y se publicó hasta agosto de 1951. Fue dirigida por José Lezama Lima, Guy Pérez de Cisneros y Mariano Rodríguez. Tuvo un grupo de colaboradores integrado por Jorge Arche, José Ardévol, Gastón Baquero, Adolfo Lozano, René Portocarrero, Justo Rodríguez Santos y Cintio Vitier; a los cuales se fue uniendo posteriormente Manuel Altolaguirre, Eugenio Florit, Amelia Peláez, Virgilio Piñera —su colaborador más activo— y Ángel Gaztelu —quien entra a formar parte de su dirección en el último número. También colaboraron en sus páginas Mariano Brull, Emilio Ballagas, Ramón Guirao, Enrique Labrador Ruiz, y los importantes escritores españoles: Juan Ramón Jiménez, José Ferrater Mora, Jorge Guillén, Pedro Salinas, Luis Cernuda y María Zambrano.
Esta fue una publicación dedicada fundamentalmente a la poesía, aunque en sus páginas aparecieron cuentos, trabajos de crítica literaria y de arte, entre otros artículos de interés, así como dibujos y viñetas de autores que pertenecían al grupo. Unos años más tarde, en 1945, Lezama escribió: "La poesía, lo que ya se puede llamar con evidencia los poetas de la generación de Espuela de Plata, querían hacer tradición, es decir, reemplazándola, donde no existía; querían hacer también profecía para diseñar la gracia y el destino de nuestras próximas ciudades. Querían que la poesía que se elaboraba fuese una seguridad para los venideros. Si no había tradición entre nosotros, lo mejor era que la poesía ocupara ese sitio y así había la posibilidad de que en sucesivo mostráramos un estilo de vida. No era pues la poesía un alejamiento, un estado entrevisto de inocencia que mostrara el orden de lo sobrenatural posible, sino que clamaba proféticamente para ser convertida en un recinto tan seguro como la tradición, aumentada por la suma de ortodoxos y poètes maudits, de heterodoxos y artesanos de buen signo." (Orígenes, julio de 1945, p. 52) Fue el intento —único hasta ese momento— de hacer una revista independiente, concentrada en los temas de arte y literatura. Se publicó gracias a donaciones y al tiempo que le dedicó desinteresadamente su equipo de trabajo. A partir de su último número los miembros de la redacción se dividen para crear Clavileño, Poeta y Nadie Parecía.
A pesar de su corta existencia Espuela de Plata se considera una publicación de gran importancia por la calidad de los textos que publicó y porque en ella comenzó la conformación de ese grupo de intelectuales que, a partir de Verbum y a través de Nadie Parecía, alcanzaría una expresión coherente en Orígenes.

Nadie Parecía. Cuaderno de lo bello con Dios, comenzó a publicarse en septiembre de 1942 y alcanzó doscientos ejemplares. Fue dirigida por José Lezama Lima y Ángel Gaztelu, quienes buscan situarse lejos de las pugnas grupales. En ella se publicó más bien a autores mayoras, clásicos y extranjeros —poesía cubana y extranjera, traducciones, artículos literarios, dibujos, narraciones y fragmentos de obras de la literatura universal. Ningún poeta cubano de Espuela aparece en sus páginas, donde colaboraron René Portocarrero, José Rodríguez feo, Luis Antonio Ladra, José Moreno Villa, Alberto Baeza Flores, Eugenio Florit, Alfredo Lozano, Eloísa Lezama Lima, Juan Arcos, entre otros. Su última salida fue en marzo de 1944; ese mismo año comienza a publicarse la revista Orígenes.

El primer número de Orígenes corresponde a la primavera de 1944. La revista aparecía cada tres meses y se identificaba con las estaciones del año. Fue dirigida por José Lezama Lima y José Rodríguez Feo. Entre sus editores se encontraban Mariano Rodríguez y Alfredo Lozano. Desde el número 34 se separa de la publicación José Rodríguez Feo. Aparecen entonces dos números de la misma revista, uno dirigido por Rodríguez Feo —quien intentó continuar solo con la publicación de la revista—, y otro dirigido por Lezama y un consejo de colaboración integrado por Eliseo Diego, Fina García Marruz, Ángel Gaztelu, Julián Orbón, Octavio Smith y Cintio Vitier. Después del número 36 Rodríguez Feo dejó de publicar Orígenes y creó Ciclón.

Orígenes publicó solamente materiales inéditos, tanto colaboraciones como traducciones. En sus páginas aparecieron cuentos, poemas, crítica teatral y literaria, trabajos sobre artes plásticas, estética, y música. En ella se dieron a conocer las últimas corrientes literarias europeas. También colaboraron Alejo Carpetier, Roberto Fernández Retamar, Fayad Jamis, Samuel Feijóo, Eugenio Florit, Enrique Labrador Ruiz, Lydia Cabrera, Virgilio Piñera, Cleva Solís, y otros muchos. Entre los colaboradores extranjeros se encontraron Juan Ramón Jiménez, Aimé Césaire, Paul Valery, Vicente Aleixandre, Albert Camus, Luis Cernuda, Paul Claudel, Macedonio Fernández, Paul Éluard, Gabriela Mistral, Octavio Paz, Alfonso Reyes, Theodore Spencer, entre otros. Sus números fueron ilustrados por destacados pintores cubanos como Amelia Peláez, Wifredo Lam, René Portocarrero y Carmelo González. Al mismo tiempo que la revista, aparecieron las Ediciones Orígenes, en las que se publicó gran parte de la obra literaria de los que se agruparon en torno a esta publicación.
Según el propio Lezama, Orígenes "...resolvió un criterio de selección cubano-hispanoamericano y lo que se hacía en ese momento en el mundo (...) [fue] un taller de tipo renacentista, creando en una gran casa animado por músicos, dibujantes, poetas, tocadores de órgano...". La generación de escritores que se conoce como Grupo Orígenes —dice Lezama—"fue en realidad la que impuso la expresión nueva y el espíritu de modernidad".

Bibliografía activa | pasiva
 
Inicio | Cronología | Bibliografía activa | Bibliografía pasiva | Obras | Galería de imágenes

Redacción Editorial: Alexander Pérez Heredia
Diseño Web: Pavel Alfonso Arteaga       Dibujos: José Luis Fariñas