Guican literario (9k) imagenfondo (9k)   imagenfondo2(9k)
entrevistas
novedades
semblanzas
cronologia
cienciaficcionario
rol  
autores
noticias
critica
cronicas
premios
eventos
 
 

creadores de universos

Cuban Science Fiction in English
El Guaicán Literario
La CF cubana vista desde el exterior  

La Ciencia-ficción en Cuba

¿Algo caracteriza a la CF cubana?
Ángel Arango nos cuenta sobre Oscar Hurtado
¿Por qué escriben?
Niños de neón
Publicaciones recibidas

Premio OX
para El Guaicán



La columna bífida
próxima novela
de Ángel Arango


Premios Nexus-CH 2003


Guaicán en la
XII Feria del Libro


Utopiales 2003
un isleño en el
Festival de Nantes

Anterior
Siguiente

 

El Universo Sotreun

otreun, mundo del Sol Negro, es una cosmogonía de fantasía épica, y, como toda cosmogonía construida sobre un presupuesto de organicidad, es difícil de ser descrita en pocas líneas.

Su cronología abarca un equivalente a tres mil de nuestros años. Y en tres mil años pueden pasar muchas cosas. Surgen pueblos y razas, mueren pueblos y razas. Grandes imperios se alzan, absorbiendo minúsculas naciones, y son luego tragados por las fauces del tiempo.

El sol de Sotreun no siempre fue negro. En la primera de las Edades, el Verano del Despertar, era un sol como otro cualquiera. Ciertos sucesos transformaron entonces el mundo, el sol ennegreció, una niebla densa cubrió todos los paisajes, y llegó el Otoño de las Tinieblas. Luego vendría el Invierno de las Espadas, una Edad en que la magia estaría ausente, toda su esencia oculta en rincones ignotos. A este Invierno sucedería la Primavera de las Crisálidas, la Edad más larga marcada por los cronistas hasta la fecha, cuyo inicio fue marcado por el regreso de la magia, y que sería dividida por los historiadores de Sotreun en varias etapas: Los Doce Reinos, el Dominio Mercantil, los Segundos Doce Reinos... La Primavera sería coronada por el caos, y el nacimiento de nuevas culturas, en lo que se conoce como El Nuevo Verano, al que sucedería el Otoño de los Eternos. Es hasta los últimos días de este Otoño que alcanza la cronología actual.

En Sotreun, a lo largo de las Edades, los hombres han convivido con una variedad innumerable de criaturas no humanas, tales como los elohis, los elys, los numuls, los vandailris, los aigs... Por no hablar de la extensa gama de razas y culturas humanas. Esta variedad de tipos, así como la escasez de recursos naturales de que adolecen gran parte de las tierras, y las empresas comerciales y los caprichos de los reyes, han obsequiado a la historia con no pocas gestas memorables, como las guerras de la Dominación Blanca, las campañas del Imperio Aiallio, las aventuras de los Corsarios de Izanda, la Guerra de los Eternos, y, sobre todo, aquella batalla en el gran desierto de Sotreun, el Zandain, donde se enfrentaron unos contra otros los ejércitos de los Doce Reinos del mundo, y ninguno salió vencedor.

La magia ha escrito en Sotreun páginas extensas. Excepto en la Edad del Invierno de las Espadas, no ha ocurrido algo importante en el mundo sin que la magia haya intervenido. Los magos más poderosos y viejos del mundo, los llamados Potentados, han sido convocados a concilios y escrito libros de leyes sobre el empleo de los poderes, con el fin de establecer equilibrios entre la energía que la naturaleza obsequia a los mortales, y la energía que los mortales le arrebatan. Armas hechizadas, navíos maldecidos, gestos de una mano que invocan granizo o fuego sobre un campo de batalla, flechas envenenadas que viajan a lugares remotos, o a momentos distantes en el tiempo. Y la magia no es una sola. A lo largo de la historia se han manifestado varias formas y doctrinas para hallar, entender y aprender a manipular esta energía. La magia pura o antigua, la magia queshmer o de sacrificio, la magia Signista, la magia corrupta o sin raíces. La magia Sholyaly, propia por derecho de nacimiento de los Yaliandas, descendientes del Cronista. Uno de los espectáculos más notables, para el afortunado espectador, es el duelo entre cultores de dos o más variantes disímiles de la magia.

En general, Sotreun es un mundo fantástico dotado de una gran variedad en todas sus facetas. Razas, naciones, métodos comerciales y de gobierno, doctrinas religiosas. Todas las Edades cuentan con varios mapas oficiales, según los cambios en los contornos de las naciones y las esferas de influencia política o religiosa, y las transformaciones geográficas producto de sucesos naturales, o propiciados ya sea por los poderes divinos, o los poderes de las voluntades mortales que abrazan la magia.

La mitología en Sotreun es, tal vez, más fuerte aún que la religión propiamente dicha. Muchos dioses han logrado supremacía sobre otros gracias a la influencia de los propios mortales que alimentan su credo. Pero al visitar una taberna portuaria, será frecuente, entre nómadas y soldados, nobles y sacerdotes, comerciantes y pillos, topar siempre con dos o tres viejos sentados en un rincón, cuchicheando sobre héroes y proezas de antaño, ciudades perdidas, profecías olvidadas. Cada vez es menos común ver el vuelo de un Dragón o un Gran Grifo Gris de Vandaler a lo lejos, al tiempo que la llegada de un gran mago a la ciudad no despierta el mismo interés que hace mil años. Los tiempos cambian, decididamente.

Pero este último comentario se refiere a las gentes del Otoño de los Eternos, la última Edad cuya historia aún se escribe en los templos. Las narraciones de Sotreun, escritas por Michel Encinosa, abarcan todas las Edades del Mundo del Sol Negro, que son manantial inagotable de leyendas. Y aún hay que contar con el manantial, asimismo infinito, de las próximas Edades aún por nacer. Ya se encargará de ello el Cronista. A fin de cuentas, no basta un solo día para crear todo un Universo.


Sobre Michel Encinosa Fú


 

 

inicio

noticias

Entrevistas a Michel
Sobre
su obra
Sobre la
CF
cubana
 
 

Más
sobre el autor

Cómo se hizo Sol negro

principios de la década del 90 del siglo pasado, Michel Encinosa Fú toma una libreta y un lápiz y empieza a escribir un cuento. Se trata de un relato llamado "Preludio para un Sol Negro", ambientado en un universo mágico que toma forma a medida que es creado y se alimenta de algunas ideas aisladas esbozadas desde tiempo atrás por el autor. La intención es lograr una historia breve, una aventura sencilla.

Sin embargo, todo el asunto se va de las manos a su creador, quien de repente se ve enfrentado no a un simple cuento, sino a un par de centenares de cuartillas, al tiempo que nacen otras historias ambientadas en el mismo mundo, en otros lugares o épocas.

Momento adecuado, sin duda, para que el autor se rascase la cabeza y optara por conformar de una buena vez toda la cosmogonía. Surgen los mapas, las culturas, las dinastías, la extensa cronología de un mundo fantástico.

Surgen más historias. La narración primigenia, que dio origen al todo, no estaba exenta de algunas influencias de la literatura de corte épico medieval o la mitología clásica internacional. Era preciso definir, transformar o eliminar estas influencias en las mismas bases cosmogónicas.

Pero Michel no estuvo solo en esta labor. Un viejo hermano de leyendas, Juan Alexander Padrón, emprendió la tarea de crear la primera version de un Juego de Rol para el Universo Sotreun. Juego tras juego, historia tras historia, surgió una cosmogonía sólida, con un cuidadoso desarrollo de factores como la geografía, climatología, ecología, etnología, sociología, mitología, religión, economía, política y demás ingredientes indispensables para la construcción de un universo. Y, claro está, el Juego de Rol de Sotreun cada vez contaba con más jugadores entusiastas.

Sotreun también recibió la ayuda de otros aventureros soñadores. Muchos de aquellos que intervinieron en sus juegos de rol escribieron sus propias historias, y no son escasos los personajes y sucesos nacidos en estos juegos que llegaron a ocupar lugares importantes en la historia de este mundo fantástico. Es de notar que algunos jugadores le tomaron gusto al asunto, y han creado sus propios universos, aún en proceso de conformación.

En la actualidad, Sotreun sigue creciendo. En la Feria Internacional del Libro 2000 se presentó el conjunto de crónicas Sol Negro, ambientadas en este universo y escritas por Michel Encinosa, quien, por cierto, no ha terminado aún aquella remota, primigenia y ya no tan breve narración que dio origen a todo. Él promete terminarla algún día. Ojalá mantenga su palabra.

Anterior
Siguiente

 

 

Dirección editorial: Gerardo Chávez Spínola
Edición: Michel Encinosa Fú
Diseño web:
Yalier Pérez Marín
Asesoría técnica: Alejandro Jiménez Pérez
Consejo asesor:
Félix Mondéjar, José Miguel Sánchez, Rafael Morante
e-mail: guaican@cubaliteraria.com

CubaLiteraria