Inicio imagenfondo (9k)   imagenfondo2(9k)
entrevistas
novedades
semblanzas
cronologia
cienciaficcionario
rol  
autores
noticias
critica
cronicas
premios
eventos
 
CF cubana
 

Creadores de Universos

Cuban Science Fiction in English
El Guaicán Literario
La CF cubana vista desde el exterior  
¿Algo caracteriza a la CF cubana?
¿Por qué escriben?
Publicaciones recibidas

Premio OX
para El Guaicán

 

VLADIMIR HERNÁNDEZ

P- ¿Qué puedes decirnos sobre el panorama actual de la CF cubana?
Vladimir- Pienso que puede dividirse en dos: El estado de preparación de los escritores y el estado actual del proceso editorial de la CF cubana. En este momento las editoriales están tratando de explotar la vena de los escritores del género, por tanto yo creo que es bueno.
En particular la Editorial Extramuros me parece que está muy interesada en la explotación de la Fantasía y la Ciencia Ficción. Géneros que se han dejado un poco abandonados en los últimos cuarenta años y que en los últimos 10 años en casi absoluto silencio.
El estado actual de los escritores de CF me preocupa, porque creo que en general les falta leer. La culpa no es de ellos. Es que realmente no hay una biblioteca donde se puedan actualizar.
Los precios de los libros que actualmente se ofertan están muy caros. Nos faltan los puentes, los canales, tener contactos con organizaciones que nos puedan ayudar en esto. Esto me preocupa, porque veo como el géneros e está empobreciendo.
Está pasando que algunos estamos volviéndonos muy actualizados, porque estamos leyendo mucho y en varios idiomas. Por lo que estamos aprendiendo a escribir bien. Penetrando en todos los tipos de CF que se están haciendo. Pero no lo puede hacer todo el mundo. Me gustaría que en vez de ser cinco o seis de nosotros que tengamos estas posibilidades, todos pudieran hacerlo.
Creo que aunque editoriales como Extramuros y Letras Cubanas se decidieran a publicar, no habría materiales de calidad para darles. Me parece que todavía no se está verdaderamente preparado para que exista una avalancha de buenas publicaciones en el país.
Por una parte creo que el mercado editorial está aumentando y por otra, creo que el equipo de creadores está empobreciéndose. También hay autores que tienen buenas perspectivas pero siguen en el anonimato y vemos, por otra parte a autores consagrados cayendo en el estancamiento total.

P- Hay en las provincias y en la Habana un potencial grande de nuevos valores de escritores del género pero estos tienen pocas posibilidades de verse editados. ¿Qué opinas de este conflicto?
Vladimir- Actualmente José Miguel está tramitando por la UNEAC (Unión de Escritores y Artistas de Cuba), un lugar donde crear un taller para los que deseen asistir, una vez a la semana. Piensa abarcar no solo del ámbito literario, sino también de diseño gráfico, de historieta, diseño informático de viñetas. A este queremos que vayan acercándose todos los que tengan interés en la CF, la F y el terror. Aquí se pretende que se reúna lo que llamamos un caldo de cultivo. En este taller pudiéramos mejorar las formas de divulgar la bondades de estos géneros. Tal vez no podamos enseñar cómo se escribe, pero sí pudiera ejercitarse la crítica interesante y constructiva. También pudiéramos intercambiar medios, contactos, acceso a editoriales y eso nos ayudaría. Yo creo, que lo que logró Bruno Henríquez, vendiendo una antología de autores cubanos en Argentina, y lo que logré vendiendo una antología de cuentos de CF cubana en México está ayudando a la CF cubana de algún modo, al ser trabajos que se pueden presentar en la UNEAC y muchos otros lugares, para demostrar que estamos ganado espacio editorial, por tanto creo que las editoriales cubanas se den cuenta que nuestros escritores están haciendo literatura que se comercializa donde el mercado es tremendamente competitivo y fuerte. Con mucha más razón podríamos comercializar nuestras obras aquí en nuestro país, que es donde mejor podríamos tener un espacio para extrapolar y especular con ideas nuevas e interesantes. Sería un honor para nosotros poder exponer nuestras obras en nuestra patria.
Creo que debemos esforzarnos en demostrar que la CF cubana esta arribando a su mayoría de edad, alguno estamos haciéndolo con todas nuestras fuerzas. Agustín de Rojas , por ejemplo, ha tenido oportunidad de publicar en La Habana y seguramente en Santa Clara. Pero todos los valores que están en el anonimato tienen que salir. Sería importante crear un premio, crear un taller, crear la conexión.

P- En los países de habla hispana y particularmente en Latinoamérica, los escritores y aficionados a los géneros de CF y F se están organizando. En nuestro país desde hace algún tiempo se está sintiendo también esta necesidad de agruparse en una entidad nacional. ¿Qué tu opinas de la creación de una organización a nivel nacional para la CF y F en Cuba?
Parece ser, por los resultados que ha obtenido Bruno Henríquez, crear un asociación de este tipo, es realmente muy difícil, porque parece que las estructuras no son lo suficientemente flexibles para lograrlo. Creo que debemos crear una especie se asociación nominal, algo que no exactamente podamos presentar en ningún lugar como tal, pero que sirva para reunirnos. Podría ser este taller del que te hablaba antes. Se va a llamar: Taller Espiral, del cual se creará un premio que se va a otorgar en el evento de CF Semana Fantástica de La Habana. Pienso que estos premios van a servir para que las editoriales se sientan interesadas. Existe una especie de retroalimentación entre las editoriales y lo que ellas escuchan a cerca de los movimientos literarios. Creo que la creación de este taller sería imprescindible para acercarnos a la futura Asociación de escritores de CF. Pues hasta ahora no hemos podido lograrlo, a pesar de que Bruno ha trabajado fuertemente en ello.

P- Se ha comentado que los autores literarios de CF cubanos, en sus textos, no acostumbran a reflejar ambientes cubanos. ¿Qué tu crees de acerca de esto?
Vladimir- Yo creo que no. Eso es un error. Precisamente mis historias son supertecnos, donde introduzco tecnologías de manera tan barroca como posiblemente no se haya hecho en los últimos años y sin embargo, siempre mis locaciones son en Cuba. De hecho, me centro en una ciudad que se llama CH, prácticamente irreconocible para muchas personas; que es la Habana dentro de 40 o 50 años.
José Miguel por otro lado tiene una antología inédita que se llama: Se alquila un planeta, donde escribe sobre la tierra pero hay un evidente paralelismo, de tal forma que el cubano que la lea, va a identificarse de inmediato. Es un poco en broma, un poco en serio, una colección de relatos memorables e impresionantes, por su agudeza social y su manera de extrapolar metafóricamente, toda una serie de acontecimientos que nos acontecen hoy día. Yo espero que en algún momento este libro se pudiera publicar. Antes se había hablado mucho de Cuba en los cuentos de CF, pero siempre se hacía desde una perspectiva costumbrista. Lo cual, a mi entender puede ser nocivo. Pues suele ocurrir que el costumbrismo y el humorismo se quedan al nivel de la simplicidad. Aquí, José Miguel aborda la problemática de una sociedad, evidentemente cubana y nunca se queda a niveles de simplicidad. Cuando yo escribo los cuentos de CH, muchas personas pueden decirme: ¡Pero esta Habana es irreconocible! Pero las historias son válidas y de alguna manera se refleja el cubanismo en ellas. Sin decir compay, sin hablar de palmas, ni de gallos. No pudiera ser Moscú, ni New York, definitivamente no pudiera ser Tokío. Es La Habana. Lo es por los ambientes, el entorno, la utilización del lenguaje. No estamos en contra del costumbrismo, pero sí de los niveles simplistas del costumbrismo y del humor.

P. En este momento en Cuba. ¿Consideras que hay escritores a los que se puede llamar clásicos, dentro del Género?
Vadimir- Yo tengo una perspectiva un poco etiquetadora. A mi me gusta, y disfruto de ello, ver a mis amigos como representantes de vertientes y corrientes. Solía yo verme como un escritor ciberpunk, pero José Miguel tiene razón cuando dice que mi perspectiva es post-ciberpunk, a pesar de que le estoy dando un énfasis tecnológico a lo que hago. Realmente estoy muy interesado en los problemas sociológico que devienen de los advenimientos tecnológicos. En ese sentido estoy más identificado con el movimiento ciberpunk, entre otras cosas porque estoy explorando ambientes marginales, una cosa que no teníamos en la CF anterior. En la CF de los años 60, 70 y 80, jamás exploraron los índices marginales de la sociedad. Pueden haber casos, pero no era una tendencia esta, de ir a los entornos marginales. José Miguel es un autor muy interesante porque es post-moderno en muchos sentidos. Mezcla muchas tendencias, mezcla concepciones tecnológicas. En ocasiones uno nota que el trabajo estilístico de él pudiera ser experimental, sin embargo, en el fondo, por el tratamiento que hace en cada una de sus historias, creo que es un autor clásico. Muy enraizado con los escritores clásicos. Introduce todo lo que va apareciendo en la CF, tanto en la tecnología como en concepción filosófica, pero lo reelabora y recontextualiza a su forma latina, manteniendo la estructura que yo reconozco en los escritores clásicos.
Fabricio González Neira, por otro lado. Aun siendo de la misma generación que nosotros y habiendo leído lo mismo que nosotros, prefiere quedarse en la reflexión, prefiere rejugar con fronteras casi fantásticas que hacer esta inserción de barroquismo tecno mío, o la épica, que José Manuel le da a lo suyo.
Tenemos el caso Michel Encinosa escribe indistintamente un ciberpunk muy propio y una fantasía estilísticamente muy reflexiva y sofisticada. Casi siempre sus historias son una montaña rusa de acción, de malabarismos, jergas, disparos y personajes.
El caso de Ariel Cruz, que está buscando su propia voz. Ha hecho su poco de ciberpunk, historias clásicas y quiere hacer un tipo de CF que él considera retro. Y piensa que esta preparado para hacer una CF de un sabor preclásico. El pulp. La CF que se hacía en los años 20, 30 y 40.
Estos son los autores mas cercanos que conozco y de los que puedo hablar. Pero te digo que me preocupa mucho la cantidad de autores que quieren hacer cuento corto. Este es el más difícil, porque necesita un gran poder de síntesis, de una agudeza extrema. Pero estos autores no se dan cuenta y siguen escribiendo cuento corto.

P. ¿Crees que dentro de la CF cubana haya alguna línea genérica representativa?
Vladimir- Creo que en la CF que surgió a lo largo de toda la década del 90, no hay nada de eso. Sí creo que queremos escribir mejor, ser estilistas, levantar los niveles literarios, queremos transmitir ideas que tienen un espectro más amplio, que las de nuestros predecesores. Lo que existe es una voz. La voz de una serie de autores que yo considero rupturistas. Eso es lo que si existe ahora, pero no una línea genérica.

P. ¿Cuál es tu punto de vista sobre los concursos literarios de CF en nuestro país?
Vladimir- Estamos actualmente sin premios de CF. Se está anunciando que el próximo año saldrá el premio David, que no me hará feliz del todo, si hace como la ultima vez y hecha en el mismo saco, el género policial, la fantasía y la ciencia-ficción. Lo mismo una novela de 400 páginas, que una noveleta de 120, que una colección de relatos de 80, o de 100 páginas. Eso no me acaba de convencer. Me parece que debemos crear concursos específicos que podamos tirar a nivel nacional. Ahora no los tenemos. Por eso estamos tan interesados en crear ese premio que te hablé antes.


 
Dirección editorial:
Gerardo Chávez Spínola
Diseño web:
Yalier Pérez Marín / Rafael Arteaga
Mantenimiento web:
Rafael Arteaga
Asesoría técnica:
Alejandro Jiménez Pérez

CubaLiteraria