Inicio imagenfondo (9k)   imagenfondo2(9k)
entrevistas
novedades
semblanzas
cronologia
cienciaficcionario
rol  
autores
noticias
critica
cronicas
premios
eventos
 
CF cubana
 

Creadores de Universos

Cuban Science Fiction in English
El Guaicán Literario
La CF cubana vista desde el exterior  
¿Algo caracteriza a la CF cubana?
¿Por qué escriben?
Publicaciones recibidas

Premio OX
para El Guaicán

 

Ficha autoral

 

Entre nos... Yoss
Entrevista sobre gira por Europa

Aqui



JOSE MIGUEL SÁNCHEZ GÓMEZ (YOSS)

P- ¿Qué puedes decirnos sobre el panorama actual de la CF cubana?
Yoss- El estado actual de la CF cubana, pudiera decirse que en realidad es el mismo de los últimos treinta años. Crítico. Lo único que en estos últimos años están comenzando a abrirse más posibilidades.

No quiere decir eso que todo sea rosado y que las grandes alamedas del futuro se estén abriendo de piernas ante nosotros, pero, están apareciendo antologías, hechas por los representantes de las jóvenes generaciones cubanas, en Cuba y en extranjero. Podríamos citar a Polvo en el viento de Bruno Henríquez en Argentina, Horizontes probables, de Vladimir Hernández en Méjico, Reino eterno, una antología que hice de fantasía y CF. Pronto aparecerán Pórtico 21 y Onda de choque, la primera mía y la otra de Vladimir. Parece estar comenzando un interés, al menos editorial, por la CF. Puesto que pensamos que nunca desapareció el interés de los lectores.

Por otro lado, no nos llamemos a engaño. Los que escribimos, somos más o menos los mismos. Pudiera decirte que en este momento, la gente que realmente está haciendo literatura de CF, que vale la pena en Cuba, no pasa de 25 o 30 escritores. Esto quizás resulte una cifra significativa para un pequeño país latinoamericano. Aquí estoy incluyendo a algunos que escriben de forma esporádica y otros que tocan de forma tangencial el tema. De estos, cinco o seis que creo que están siendo la vanguardia, por lo sostenido de su producción, por la calidad y el interés que están buscando, en temas nuevos y en el abordaje de temas ya tocados por otros.

Por un lado te pudiera hablar de Vladimr Hernández, quien a pesar de que insiste en circunscribir su esfuerzo al ciberpunk, un género que a mí me parece que en cierto sentido, si no está agotado, ya se ha incorporado a lo que pudiéramos llamar el main stream de la CF. El mismo, a través de su visión personal está incluyendo en su obra, paulatinamente, todos los demás aspectos de la CF. Te puedo hablar de su última noveleta: Signos de guerra, en la cual, a pesar de que aun tiene mucho de una óptica ciberpunk, ya se abordan temas de profundidad psicológica, el hombre, la tecnología y la guerra.

También está Michel Encinosa Fú, que se autodefine mucho más como un escritor de fantasía heróica. Su Universo de Ofidia, una ciudad ciberpunk de futuro cercano, en el cual el coloca aventuras que aunque tienen un ambiente de CF, son mas bien justamente de aventuras. Su Universo se ha ido enriqueciendo y ha hecho incursiones en otras historias como "El Ángel de la inmovilidad", que aunque yo creo que no aportan en cuestiones conceptuales a la CF cubana, ya muestran una pluma y sobre todo un estilo y un dominio del lenguaje, que me parecen muy significativos.

Hay otros autores como Ariel Cruz Vega, que por su puesto, con estos dos apellidos, no podía escribir más que CF, quien me parece que aunque todavía está buscando su voz personal, navegando entre la parodia, el ciberpunk, (me han dicho últimamente que intenta regresar a los estilos pull de los años cuarenta) Tiene una prosa sencilla, depurada, tiene una manera de acercarse a la anécdota y la peripecia, una forma de dibujar los personajes que yo creo que promete mucho.

Otros autores que escriben excepcionalmente, son: Fabricio González Neira, quien prefiere dedicar su tiempo a la crítica, recientemente me dijeron que había entregado en La Gaceta dos críticas sobre la novela Holocaustro 2084 de F. Mond (Francisco Mondejar) y otra de mi novela Los pecios y los náufragos, en las cuales muestra un carácter y un cincel crítico realmente incisivo. Fabricio no obstante, ha publicado en la recientemente aparecida antología española Artifex #3, un cuento suyo: "Sobre la extraña muerte de Mateos Habbass" que es un acercamiento a un hecho en ambiente ciberpunk, pero desde una ética y un estilo, verdaderamente borgianos.

Hay otros autores que están despuntando ahora. Sobre todo tenemos una preocupante avalancha de cultivadores del cuento ultracorto. Quienes creen que simplemente por la mínima extensión de este género literario, resulta más fácil, cuando en realidad, pronto uno se da cuenta que es más difícil de hacer que una novela. Entre estos, que creo yo, sí se dedican seriamente a esto, como Albán Henríquez -el hijo de Bruno Henríquez-, Alberto Mesa, quien ha publicado un cuento en mi antología "El reino eterno", a quien yo le recomendaría que leyera más y se quitara un cierto aroma catastrofista y un tufillo didáctico y de demostrar moraleja que le está haciendo daño.

P- Hubo un tiempo, donde se publicó muy poco de CF y F en Cuba. A partir de 1999 la situación comenzó a cambiar. ¿Qué opinión tienes de esto?
Yoss- Obviamente. El gran paréntesis editorial desde la publicación de cuatro o cinco, tal vez hasta siete títulos al año, desde finales de los años 80, a años como el 94, en el cual solo se publicó la novela Sider, del decano Ángel Arango, se debe al período especial, donde hubo una disminución general de publicaciones de todas las editoriales, entre ellas, la editorial Letras Cubanas, por la carestía del papel. También a que hacer un libro ahora nos cuesta en dólares y a que realmente, la CF cubana siempre estuvo mirada de una manera un tanto suspicaz, por las políticas editoriales nacionales. Creo que cuando había la posibilidad de hacer un libro, se prefería darle prioridad a un abordaje a las temáticas realistas, a los fenómenos que estaban ocurriendo. Porque siempre se consideraba que la CF era un género prestado, que en Cuba no tenía una gran tradición, cuando en realidad, no se debe olvidar que a principios de la revolución, hasta aproximadamente los años 70, el género tuvo cultivadores notables. Grandes hitos como fueron las novelas de Miguel Collazo, los cuentos de Ángel Arango, Arturo Correa, Oscar Hurtado y que después, en el 80 cuando Daína Chaviano ganó el Premio David, surgieron obras de notable calidad.

Creo que ahora, en medio de cierta bonanza editorial, por primera vez se están fijando en la CF con un criterio de marketing. Los lectores cubanos quieren leer CF. Creo que un síntoma de esto es también que se han reeditado obras como: Los mercaderes del espacio, La fábrica de lo absoluto, que ya había sido editadas varia veces. Muchas veces las editoriales no se percatan de que tienen a su alcance obras de autores cubanos casi tan valiosas, o tan valiosas como estos clásicos de la literatura universal. Se teme publicar autores inéditos. Pero no obstante, el hecho que salgan tantas antologías en tan poco tiempo, muestra que la fiebre de antologías que ha afectado la narrativa cubana, no le es ajena a la CF.

P- ¿Encuentras algo que caracterice la CF cubana, algún rasgo común entre los autores del patio?
Yoss- Yo creo que abría que referirse primero a los antecedentes y las fuentes de la que hemos bebido. En primer lugar hay que recordar que aquí tuvimos acceso a algo que para los lectores y escritores de una gran parte del mundo, era completamente desconocido. Me refiero a todo el caudal de la CF del campo socialista, fundamentalmente de la CF soviética, aunque también un poco de la CF búlgara y alemana. Una CF que aunque algunas veces no estaba tan bien escrita, carecía un tanto del sentido de la peripecia, de la garra, de mantener la tensión del lector, como lo hace la CF norteamericana; sí tenía una gran preocupación por la ética, por la sicología de los personajes.

En mi caso yo había leído, sino todas las obras de la CF norteamericana, no solo las que se publicaron aquí, sino a las que uno pudo ir consiguiendo por su cuenta, una gran cantidad de los clásicos como Heinlein, Clark, Asimov, Leinster, Bradbury, que nos enseñaron, no solo de que escribir, sino, como escribir.

Por otra parte creo que si algún rasgo propio tiene la CF cubana, más allá de esta amalgama de corrientes entre las CF socialista y capitalista, es el humor. Una cualidad de la cual a veces se ha abusado. Creo que, por ejemplo F. Mond, que en un principio había explotado con mucha maestría el filón del humor en sus novelas, cada vez ha escrito más humor y menos CF, por lo cual sus novelas cada vez resultan menos simpáticas y lamentablemente más graciosas y por tanto más pujonas. Hay que tener mucho cuidado cuando se hace humor. A diferencia de cómo creen mucha gente, no es sencillo, ni sale tan fácil. Si difícil es arrancar una carcajada, mucho mas difícil es arrancar la sonrisa inteligente. Hacer humor en la CF, ser un Lenz, ser un Frederic Brown, yo creo que es verdaderamente difícil. Aunque los cubanos tengamos más ingredientes, o cartas de triunfo en la mano para hacer esto.

P.- ¿Crees que dentro de la CF cubana hay alguna línea genérica representativa?
Yoss.- Creo que la CF cubana se ha movido en ciclos de ascenso y descenso. Te hablaba antes de los tres grandes momentos: a principios de la revolución cuando la construcción de la nueva sociedad necesitaba una literatura heraldo, se eligió a la CF. Pero supongo que después cuando llegó el quinquenio gris, cuando comenzaron a aparecer dudas sobre la CF, porque planteaba conflictos en un futuro lejano y este no era ideal, se pasó a la narrativa policíaca. Este fue el fin del primer gran momento de la literatura de CF. Después en los años 80 cuando Daína Chaviano con el premio David, apareció un segundo boom de la CF en el que aparecieron nuevos autores, como la misma Daína, Alberto Serret, Cheli Lima, sobre todo Agustín de Rojas, que me parece el mejor autor de CF de esta época. Cuentistas como Leonel Lejardi, Bruno Henríquez. Narradores de estilos muy definido y propio, como lo fue Rafael Morante. Después llegó la crisis editorial, cayó el campo socialista, llegó el Periodo Especial y hasta finales de los 90, no volvió a aparecer la CF. Te digo que ahora en estas antologías, ahora es que se han publicado, en menos de dos años, tres libros. Dos de ellos de F. Mond, Vida pasión y suerte y Holocausto 2084 y mi novela: Los pecios y los náufragos. Pronto saldrán otros libros de CF, debido sobre todo a la feliz idea del Centro Provincial del Libro, de convocar en 1998 el Premio anual "Luis Rogelio Nogeras", en la modalidad de narrativa fantástica, policíaca y de CF. Todos los premios fueron copados por obras fantásticas y de CF, lo cual demuestra que hay un movimiento, hay gente que está escribiendo. Quizás seamos 10 o 12, tal vez con mucho optimismo, como te dije antes lleguemos a 30, pero realmente se está escribiendo mucho.

P.- Hay en las provincias y en la Habana un potencial grande de nuevos valores de escritores del género pero estos tienen pocas posibilidades de verse editados. ¿Qué opinas de este conflicto?
Yoss.- Se debe ante todo a la sub-estimación eterna que tienen nuestros críticos ante la CF. Por muy buena que sea una novela, si es de CF, ya es sub-valorada, en primer lugar porque mucho críticos no quieren reconocer que no leen CF, y la CF tiene sus propios códigos. Sin estar imbuidos de ellos es casi imposible hacer crítica de CF. Y antes que admitir que existe un género del cual no conocen, prefieren simplemente sub-valorarlo.
Entre una obra mediocre de realismo y una buena de CF, siempre prefieren recomendar el realismo porque les resulta más conocido y dominan mejor sus códigos. También ocurre que muchos autores de provincia tienen muy buenas intenciones, escriben mucho, pero tienen poco acceso a la literatura clásica de CF. Este es un género en el cual no basta solo con escribir, hay que leer mucho para poder escribirla cada vez mejor.
Lamentablemente en Cuba se ha publicado muy poca CF, en comparación con países como Estados Unidos, donde se publican títulos punta todos los años, más de 300, de los cuales 50 son verdaderos aportes al género. Incluso autores como Vladimir, Fabricio y yo, que tratamos de mantenernos al día, para lo cual compramos muchos libros en el extranjero, que leemos mucho, no podemos considerar que estamos realmente al día. Tenemos un retraso en el mejor de los casos, de dos o tres años. Sin leer CF, sin que se publique más CF del extranjero, sin que se le pierda el miedo a publicar CF muestre el futuro que muestre, donde el socialismo no es la única alternativa, sin que se cumplan estas condiciones, no va a ser posible que los autores de provincia, ni los del país en general, creen obras de primera calidad, para que rompan la barrera con la que los críticos los tratan de mantener en un gheto.

P.- Autores cubanos de Fantasía, Terror y Misterio son poco publicados en nuestro país. ¿Por qué tu crees que es esto? ¿Es que no los hay?
Yoss.- Te digo que si se sub-estima la CF y es difícil el acceso a las obras mundiales de CF, peor ocurre con el Terror y la Fantasía. Solo hace unos años que se publicó El señor de los anillos. Un clásico que tiene más de 40 años. Los grandes autores de la fantasía no se han publicado. En Cuba no se ha publicado nunca un libro de Stephen King, a pesar de que se venden sus tomos en dólares, en la librería Grijalbo Mondadori, del palacio del Segundo Cabo. No se publica a ninguno de los importantes de estos géneros. Así es muy difícil para los cultivadores de estos géneros leer obras actualizadas y a veces los únicos puntos de referencia que poseen, son las películas de mala calidad que se pasan por la TV o llegan por videos. Entonces es la misma maldición, pero multiplicada por diez.

 
Dirección editorial:
Gerardo Chávez Spínola
Diseño web:
Yalier Pérez Marín / Rafael Arteaga
Mantenimiento web:
Rafael Arteaga
Asesoría técnica:
Alejandro Jiménez Pérez

CubaLiteraria