Otros poderes mágicos del espejo

 

Caridad Atencio

 

 

 

Quizá la autora de este poemario1 vivió en carne propia la siguiente experiencia, y no encontró paz hasta que pudo trascenderla convertida en libro: «Cuando tenemos un sueño, se lo podemos contar a los demás. Pero lo que ella tenía que contar no era un sueño, era una realidad, la cual, no obstante, se convertía en una nada tan pronto la muchacha se disponía a contárselo a los demás».2 Pero ya sabemos que realidad y poesía son dos cosas bien diferentes, aunque Martí dijera que el objeto de la literatura es acercarse a la vida. Aquí se asume una de las maneras de enfrentar la invisibilización, la violencia sicológica, simbólica y mediática que acompaña a la existencia femenina: la ironía, un lenguaje acerado y amargo con el que también se enarbola, desde el fondo, su vapuleada identidad:

Yo quisiera que mi cabeza fuera cuadrada./ Como un ring de boxeo./ Quisiera que en su interior trabajara/ gente que siempre/ decidiera por mí./ Qué debo hacer o no./ Qué debo decir./ Qué debo callar./ Porque o mejor es que escojan por una/ y así complacer/ a todas y a todos./ Bajo esas condiciones mi cabeza no me metería en Problemas./ Nunca más./ Lo terrible es que mi cabeza no es cuadrada./ No es un ring de boxeo./ Pero las ideas se disputan unas contra otras,/ jamás abandonan el entrenamiento/ y yo no tengo vocación de árbitro.3

El poema en su enunciación toma a la prosa, y es evidente, por el tema que trata, el tono retador con que dibuja sus lecturas del cuerpo, el desafío de asumir tu identidad más allá de los estereotipos con que conforma la sociedad lo femenino. El cuaderno hace gala de un lenguaje directo, que apuesta a la ingeniosidad, despojado de metáforas, al que lo impulsa un ansia de redención, de traspaso, más que de denuncia, donde el camino hacia tu identidad está acompañado, pero no está reñido con tu sexo.4 Entre tanta violencia, que va desde lo físico hasta lo sicológico, la mujer se autorreverencia y muestra en este poemario un sentido y autosuficiencia de su propio mundo:

los estómagos y los amaneceres Para cuando te vayas ya habrá amanecido/ y no habrás tomado leche/ y no habrás comido pan/ y no te habrás aseado/porque todo eso tú lo haces a partir de las 10 de la mañana/ cuando ya amaneció y no ha venido la leche a la bodega/ y no trajeron el pan/ pero te dan ganas de asearte/ porque a la gente le gusta verte limpio y alimentado./ A mí me da igual el pan y la leche y me da lo mismo si me aseo o no./ De hecho no me importa a veces si amanece./ Me importa que te vayas para que mi cuarto se extienda,/ quede solo para mí/ o para alguien que valore/ cuánto me gusta un café express a solas.5

Cuando hablamos de la ironía debimos recordar también que este recurso, renovado con elementos de la vida cotidiana femenina, debe viajar también a la efectividad literaria o poética, y allí es donde el crítico se pregunta ¿esta se logra siempre? La pasión y la ironía no hacen nacer por sí solas la gracia y el misterio. Por eso unos poemas resaltan sobre los otros, por eso a veces es frágil la correspondencia entre la realidad y su bordado, y alguna que otra parábola puede lucir gratuita, o hay problemas con la medida del empleo de lo escatológico. La autora ha de darse cuenta de que «en la escritura del poema existe una antigua relación entre la verdad biográfica y la verdad estética: cómo las exigencias de la escritura, de la verdad poética, necesariamente se separan de la literalidad de la vida para poder dar cuenta de ella; cómo, por así decir, la verdad de la obra es mayor —y otra— que la verdad de la experiencia»6, o lo que es lo mismo: «El propósito del arte es comunicar la sensación de cosas en el modo en que se perciben, no en el modo en que se conocen [···] El arte es el modo de experimentar las propiedades artísticas de un objeto. El objeto en sí no tiene importancia».7

Ocurre entonces la reconciliación corporal femenina lejos de las aspas de una perfección —lances de cohibirse— que impone la sociedad y los medios a la mujer. Lo que debe formar parte de la intimidad del ser femenino emerge con la mayor naturalidad —que la vida no muestra, que la publicidad no muestra—, con el más sincero orgullo. Véase en este sentido el poema dedicado a la cicatriz de una cesárea, o el que se centra en la vagina. Esta mujer, que canta en secciones correspondientes dentro del libro a su cabeza, su tronco y sus extremidades, añade a los avatares del cuerpo el de consumir literatura, como oficio o función que puede sustituir a aquellos otros. Así lo hace saber en sus textos, pues leer el cuerpo femenino es leer sus esencias y fenómenos con naturalidad, con dejos de lo coloquial en los que el ingenio trabaja con más o menos suerte. Un poema descuella entre los otros:

una mano, un árbol, un libro y un niño En la mano izquierda,/ cerca de la muñeca pero hacia dentro,/ llevo tatuados un árbol y un libro./ Esperé muchos años para tatuarme/ un árbol y un libro en la mano izquierda./ Esperé a escribir mis propios libros,/ a publicar mis propios libros,/ a escuchar que la gente hablara o no de mis libros./ Esperé a sembrar mis propios árboles./ Incluso esperé a que se marchitaran/ las hojas de mis libros y de mis árboles./ Esperé por un hijo para tallarme/ un árbol y un libro en la mano izquierda.8

Este texto, escogido no por gusto para poner en la contratapa del cuaderno, amén de ser una versión femenina del adagio que reza que no debe uno irse de la vida sin haber sembrado un árbol, escrito un libro y engendrado un hijo, da fe del sacrificio de la existencia de la mujer, en todos los sentidos, de como ella experimenta el mundo, poniendo cada parte de sí en lo que ha pretendido, y pretenderá. Y ya no queremos repetir lo que Virginia Woolf veía hacer a las mujeres de su tiempo: ser espejos poseedores del poder mágico y delicioso de reflejar la figura del hombre al doble de su tamaño natural. La magnitud que de hace tiempo nos alcanzó hablará por nosotros.

1 Maylan Álvarez. Otras lecturas del cuerpo, Ediciones La luz, Holguín, 2016. Con este libro la autora obtuvo la Beca de creación Dador en 2013 en la cual me desempeñé como jurado. Del lastre que acompaña a la aparente fragilidad y refinamiento de lo femenino da prueba la excelente ilustración del libro: una obra de Cirenaica Moreira titulada «No soy yo, es mi cuerpo que recuerda».

2 Soren Kierkegaard. Diario de un seductor, Ediciones Destino, Barcelona, 1988, p. 36.

3 Maylan Álvarez. Ob. cit. p. 11.

4 Véase el poema «Mamíferos», pp. 25–26.

5 Maylan Álvarez. Ob. cit. p. 27.

6 Olvido García Valdés. «Cruz negra sobre fondo blanco», en El canto y la ceniza, Antología Poética de Anna Ajmatova y MarinaTsviétieva, Editorial de Bolsillo, Madrid, 2008, p. 12.

7 Viktor Shklovsky.En www.megustaleer.com/sello/ NB/debolsillo

8 Maylan Álvarez. Ob. cit. p. 45.

 

Premio de la Crítica Literaria 2016

El Premio Anual de la Crítica Literaria, que auspicia el Instituto Cubano del Libro y se otorga a los libros más importantes publicados por las casas editoriales cubanas durante el período de un año, fue entregado a los libros correspondientes a la producción editorial de 2016. El jurado, presidido por Enrique Saínz e integrado además por Rodolfo Zamora Rielo, Susana Haug Morales, Carlos Esquivel Guerra, Lincon Capote Peón, Pedro de Jesús López y Jaime Gómez Triana, realizó sus sesiones de trabajo en el Centro Cultural Dulce María Loynaz y, después de analizar las obras seleccionadas, decidió premiar los siguientes títulos:

 

Geometría de Lobachevski

José Luis Serrano

Editorial Holguín

Una vez dentro de la lectura de esta asonante geometría ya no hay escapatoria. Lo único que nos queda es asumir que formamos parte de un juego que el autor ha puesto a girar frente a nuestros ojos para que, ganando o perdiendo, apostemos por su modo de interpretar los signos de nuestra época.

 

 

Otras tonadas del violín de Ingres

Eldys Baratute

Editorial Oriente

Compilación de historias que nos acercarán a las vidas de algunos de los más grandes pintores cubanos, compartir sus alegrías y tristezas y descubrir un mundo alucinante que primero pudo ser suyo y que, desde la lectura, será parte del nuestro.

 

 

Cronología del Cine Cubano (4 tomos)

Arturo Agramonte y Luciano Castillo

Publicaciones ICAIC

Con esta obra, producto de una exhaustiva indagación que desborda largamente la modestia de su título, se nos presenta una monumental investigación hemerográfica y archivística, insólita en el panorama de la historiografía de los cines nacionales. La catarata de sugerencias que proporciona la lectura de este libro casi podría generar otro volumen repleto de comentarios.

 

Notas de un poeta al pie de los cuadros

David Leyva González

Editorial Centro de Estudios Martianos

A la par de analizar la formación en el conocimiento de las artes plásticas de Martí, este estudio agrupa buena parte del disperso y enciclopédico número de pintores que mencionara al poeta, muestra como algunas de esas obras influyeron en su estilo de escritor, y como su relación con las Bellas Artes lo conduce a ese experimento modernista de pintar a través de la escritura.

 

Alejo Carpentier: la facultad mayor de la cultura

Luis Álvarez Álvarez

Publicaciones ICAIC

Estudio que responde a la necesidad de rescatar la reflexión de autores latinoamericanos sobre la cultura e historia de Latinoamerica. El autor, centrándose en Carpentier, muestra como este produjo un pensamiento sobre la cultura de trascendental importancia para la comprensión de la especificidad cultural latinoamericana y el conocimiento de su presente, pasado y futuro.

 

Mecánica

Abel González Melo

Editorial UNIÓN

Parte de la trilogía Verano Deluxe, en esta obra el autor se vale de la tradición ibseniana como compendio de técnica para representar con astucia la máscara, la revancha, la impostura en este mundo que parece abandonar los escenarios marginales de sus piezas anteriores por otro de riqueza, confort y lujo, el regreso de los burgueses cubanos. Representa también la locura, la enajenación y la conciencia de ser casta, de aspirar a tener el control y a ser

 

Documental de amenazas. Posibles dramaturgias

Agnieska Hernández Díaz

Editorial Tablas Alarcos

Estamos frente a una compilación de la apuesta de la autora en ubicar su escritura para la escena entre la ficción y el documento. Interesa en estos textos que lo documental no está esencialmente conectado con el referente de la realidad ni con los contenidos temáticos abordados, sino con las formas y la lúdica que estas establecen para producir una teatralidad metadiscursiva y auto referencial.

 

Salvar el fuego. Notas sobre la nueva narrativa latinoamericana

Jorge Fornet

Fondo Editorial Casa de Las Américas

Según su propio autor, este libro no es sino un modo de entender cómo los escritores latinoamericanos recientes han intentado encontrar su lugar bajo el sol. Cuál es el lugar de pertenencia, qué lealtades se establecen, desde dónde hablar, qué relación se instaura con el pasado, o qué compromisos se adquieren en el empeño, son algunas de las cuestiones que les preocupan, sobre todo en una época en que el deseo de refundación literaria es más tentador que la ambición de cambiar el mundo.

 

Lágrimas negras

Eliseo Altunaga

Editorial UNIÓN

Este volumen se sumerge en un periodo de nuestra historia que hemos estudiado poco y mal: 1899-1923, el cuarto de siglo que marca la instauración de la república burguesa neocolonial y por la decepción que ella produjo. Una novela mayor por la sólida investigación que la sustenta, el modo convincente en que se enhebran personajes e historias y por su prosa elegante con destellos del buen guión cinematográfico.

 

Premio de la Crítica Científico-Técnica 2016

El Premio Anual de la Crítica Científico-Técnica, que auspicia el Instituto Cubano del Libro y se otorga a los mejores títulos de carácter científico y técnico publicados por las editoriales cubanas durante el período de un año, fue entregado a los libros correspondientes a la producción editorial del año 2016. El jurado, presidido por Edelberto Leiva Lajara e integrado además por Félix Valdés García, Jesús G. González Bayolo, Emilio Buchaca Faxas y José Boris Altshuler Gutwert, sesionó en el Centro Cultural Dulce María Loynaz y determinó premiar, entre las obras seleccionadas, a los siguientes títulos:

Gastroenterología y hepatología clínica (8 tomos)

Manuel E. Paniagua Estévez y Felipe Neri Piñol Jiménez

Editorial Ciencias Médicas

Nueva perspectiva en el campo de la gastroenterología, que ofrece a los residentes de la especialidad, y otras afines, una actualización sobre el tratamiento y pronóstico de enfermedades gastroenterológicas. Se incorpora por primera vez la relación anestesia/sedación en procedimientos endoscópicos.

 

Análisis de funciones de una variable real

Concepción Valdés Castro y Carlos Sánchez Fernández

Editorial Universitaria Félix Varela

Obra fruto de más de cuarenta años de experiencia, cuyo propósito es mostrar al lector no solo los cimientos de esta disciplina, sino toda la estructura del edificio donde se desarrolla la teoría de las funciones de una variable, expuesta de una forma precisa a la vez que atractiva y accesible.

 

 

 

El juego galante

Félix Julio Alfonso López

Editorial Boloña

En el contexto de un período convulso de nuestra historia nacional, casi en el preludio de la Guerra de los Diez Años, el autor expone un acucioso estudio culturológico sobre la contribución del béisbol a la construcción simbólica del nacionalismo cubano, con sus alusiones a un juego democrático, inteligente y moderno, a tono con las ideas emancipadoras del último tercio del siglo XIX.

 

Artemisa: Atlas agrícola de una provincia cubana

Angelina Herrera Sorzano (coordinadora)

Editorial UH

Por primera vez en Cuba se realiza un Atlas de la agricultura como este. Producto del quehacer profesional de un grupo de geógrafos de la Universidad de La Habana, en colaboración con la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica) y el Ministerio de la Agricultura, esta obra constituye una herramienta de enorme valor para quienes trabajan la tierra y decidores de política agraria afanados en la búsqueda de soluciones para alcanzar la seguridad y soberanía alimentarias.

 

Epistolario de Emilio Roig (4 tomos)

Nancy Alonso González y Grisel Terrón Quintero

Editorial Boloña

Epistolario de Emilio Roig de Leuchsenring, organizado en 4 tomos que resumen aproximadamente 2 000 cartas. Cada uno está estructurado de manera cronológica y comprende principalmente una de las cuatro grandes temáticas que atraviesa su correspondencia y testimonian su tenacidad y honradez, así como también su intensa labor a favor, tanto de su país como de los pueblos hermanos.

 

Voces del entorno. Diccionario de ecología (tomos I y II)

Ángel Quirós Espinosa

Editorial Nuevo Milenio

Surge esta obra como resultado de una extensa investigación científica y experiencia en la docencia universitaria, para cubrir un vacío significativo en la literatura docente. En este trabajo se suman una exquisita atención al detalle y la sencillez con que se explican conceptos muy complejos, permitiendo así que incluso el lector sin conocimientos específicos del tema comprenda el tópico elegido.

 

La esencia de los vinos

Fernando Fernández Milián

Editorial Boloña

Intento, desde la óptica de un cubano, de abordar el conocimiento del vino a través de la interacción de todos los temas que, de una manera u otra, relacionan y dignifican este objeto de estudio, siempre vinculado a la formación del sommelier. Libro sorprendente, ameno, necesario, que nos descubre en el pleno disfrute de la cultura del vino.

 

 

La Habana de la ilustración

Carlos Venegas Fornias

Instituto Cubano de Investigación Cultural Juan Marinello

Valioso texto de consulta en el que el autor interpreta los cambios graduales de la cultura material habanera, las nuevas medidas de reforma social, el plan de obras públicas y la conducta urbana de los habitantes de la capital durante el período de 1762 a 1790, conocido como la Ilustración.

 

Ni juramentos ni milagros. Raúl Roa en la cultura cubana

Danay Ramos Ruiz

Editorial UH

Roa se nos revela en este libro como un funcionario cultural heterodoxo, promotor de expresiones artísticas de vanguardia y comprometido con los sectores populares. Volumen necesario para profundizar en otras aristas de la vida y obra de esta figura, así como para articular una cartografía sobre nuestra política cultural en la etapa republicana.